Bill Gates dona 100 mdd a esta causa

El multimillonario cofundador de Microsoft Bill Gates invertirá 50 millones de dólares en el Fondo de Descubrimiento de Demencia, que reúne a la industria y el gobierno para buscar tratamientos para la enfermedad que afecta el cerebro.

La inversión, que es personal y no forma parte de la fundación filantrópica Bill & Melinda Gates, será seguida por otros 50 millones de dólares en empresas emergentes que trabajen en la investigación del Alzheimer.

Con una creciente cantidad de personas que sufren Alzheimer y otras formas de demencia, la enfermedad está afectando cada vez más financiera y emocionalmente a las personas ya que la expectativa de vida es mayor, dijo Gates.

“Es un enorme problema, un creciente problema y la escala de la tragedia, incluso para las personas que siguen vivas, es muy elevada”, afirmó.

A pesar de décadas de investigación científica, no hay un tratamiento que pueda desacelerar la progresión del Alzheimer. Los medicamentos actuales apenas pueden aliviar algunos de los síntomas; sin embargo, Gates dijo que con innovación enfocada y bien financiada, es “optimista” de que puedan encontrarse tratamientos, incluso si están a una década de distancia.

“Probablemente tomará 10 años antes de que nuevas teorías sean probadas suficientes veces como para darles una alta posibilidad de tener éxito. Así que es muy difícil arriesgar una conjetura” sobre cuándo un medicamento efectivo pueda ser desarrollado, agregó.

El Fondo de Descubrimiento de Demencia (DDF), que fue lanzado en 2015 e involucra a los laboratorios GlaxoSmithKline, Johnson & Johnson, Eli Lilly, Pfizer y Biogen Idec, al igual que al Gobierno del Reino Unido, ya ha invertido en al menos nueve compañías emergentes que investigan formas de detener o revertir el proceso biológico que lleva a la demencia.

El filántropo, cuyo foco usualmente está puesto en enfermedades infecciosas en países pobres, dijo que el Alzheimer captó su interés en parte por razones personales y en parte debido a que hasta el momento ha sido un hueso duro de roer.