Cooperativas, alternativa para la pobreza

El esquema de cooperativas, que tiene más de 170 años de existencia en el mundo, es una alternativa para atacar la desigualdad y la pobreza, afirmó la académica de la Universidad Iberoamericana, Leïla Oulhauj.

Pero las bondades de esta figura no destacan en el sistema económico capitalista, señaló durante la presentación del libro Avanzar en la inclusión financiera. Propuestas en torno a la conceptualización y al marco legal desde dos cooperativas de ahorro y préstamo como actores de las finanzas solidarias en México.

“Estamos en una crisis multidimensional”, porque no sólo se atraviesa por una crisis económica, sino también política, migratoria y social, dijo la coordinadora del libro presentado la víspera en el Museo Interactivo de Economía (MIDE).

Explicó que en México hay 55.3 millones de personas en situación de pobreza, 11.4 millones en pobreza extrema y 31.5 millones en situación de vulnerabilidad, lo que genera que 80% de la población esté en pobreza o vulnerabilidad.

La exclusión financiera, indicó, es un reflejo de esa condición y también se refleja en que uno de cada tres adultos no usan servicios financieros, y en que la mitad de los municipios tienen una sucursal como punto de acceso.

“Hay una urgencia de poner a la luz prácticas que tiendan a ser alternativas al modelo neoliberal”, las cuales ya existen y donde la economía no es el fin en sí mismo, como es la figura de las cooperativas que incentivan la economía social, bajo el principio de la repartición en partes iguales entre sus socios.

Expresó que la economía social solidaria se define como un conjunto de procesos puestos en marcha por actores colectivos organizados a nivel local concentrados en actividades de carácter económico con un fin social y basado en la solidaridad.

La especialista de origen belga sostuvo que actualmente se busca aumentar la inclusión financiera por medio de bancarizar a las personas en pobreza, pero esto sólo podría generar un círculo vicioso de endeudamiento.

El socio y analista de Comunicación Externa de la Caja Popular Mexicana, Luis Miguel López, quien participa como escritor en el libro, destacó que las cooperativas son “la idea utópica que se convirtió en estrategia de desarrollo”.

Tras destacar que el sistema capitalista lleva en crisis por un periodo prolongado, aseveró que este modelo generó que sólo 80 personas posean la mitad del dinero que tiene la población en el mundo, además que en el país el 60% de la población está excluida de servicios financieros.

Refirió que el modelo de cooperativas, que nació en 1844 en Rochdale Inglaterra con la Sociedad Equitativa de los Pioneros de Rochdale, ya mostró que funciona bajo sus siete principios básicos que hasta hoy siguen vigentes.

Esos principios son: libre adhesión y retiro; control democrático por los asociados; participación económica de los asociados; autonomía e independencia; educación, capacitación e información; cooperación entre cooperativas y mantener el interés por la comunidad.

El cooperativista declaró que a diferencia de otras instituciones financieras, las cooperativas de ahorro y préstamo escuchan las ideas de emprendedores y apoyan proyectos innovadores. Un caso de más éxito en el mundo es el Circo del Sol o Cirque du Soleil, que fue apoyado por la Caja Solidaria Desjardins.