El 41.8% de mexicanos no puede adquirir canasta básica

El porcentaje de mexicanos que no puede comprar la canasta básica ascendió a 41.8% durante tercer trimestre de 2017, así lo dio a conocer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Asimismo, el ingreso laboral per cápita mostró una disminución de 2.1% durante el mismo periodo. El Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) aumentó 4.6 por ciento.

Dicho crecimiento se debió al aumento de precios en 2017, lo que a su vez representa un aumento al valor de la línea de bienestar mínimo y la disminución del poder adquisitivo del ingreso laboral.

Al menos 25 estados de la República aumentaron el porcentaje de población con ingreso laboral menor a la línea de bienestar mínimo. Hidalgo, Tabasco y Campeche destacan entre tercer trimestre de 2016 y 2017; mientras que Guanajuato, Jalisco y Sinaloa reportaron una disminución en mismo periodo.

Para calcular el ITLP, el Coneval utiliza la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Si el ingreso laboral aumenta más que el valor de la canasta alimentaria, el poder adquisitivo del hogar mejora y el ITLP tiende a bajar. De forma inversa, si el precio de los alimentos de la canasta alimentaria aumenta más que el ingreso laboral, el poder adquisitivo disminuye, por lo que el ITLP tiende a subir.

Además del ITLP, el Coneval publica el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo, es decir, el porcentaje de la población que aún si hiciera uso de todo el ingreso laboral disponible en el hogar no podría adquirir los bienes de la canasta alimentaria.