Jerome Powell defiende políticas de la Fed

Jerome Powell, nominado para liderar el banco central de Estados Unidos, defendió que la Reserva Federal (Fed) utilice amplios poderes para enfrentar la crisis. Respaldó las ideas que han definido las políticas del organismo desde la crisis financiera de 2007 a 2009: la disposición a actuar agresivamente contra una recesión e insistir en la flexibilidad e independencia de influencias políticas.

“Debemos mantener la flexibilidad para ajustar nuestras políticas en respuesta a los acontecimientos económicos. Debemos estar preparados para responder contundentemente y con la fuerza apropiada a nuevas e inesperadas amenazas a la estabilidad financiera y prosperidad económica de nuestro país”, señaló un texto emitido por la Fed.

Agregó: “Haré todo en mi poder para lograr esas metas y a la vez preservar el estatus independiente y no partidista de la Reserva Federal, que es vital para su actividad”, refiriéndose a las metas de la Fed de promover el máximo empleo y una inflación baja.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nominó a Powell de entre cinco candidatos, que incluían a algunos que planteaban cambios fundamentales a la Fed, como el uso de normas relacionadas a la inflación y la economía general para fijar tasas de interés y el escepticismo ante las compras de deuda del banco durante la crisis.

Powell, quien ha sido miembro de la junta de gobernadores de la Fed desde mayo del 2012, ha dejado en claro en comentarios públicos que no es partidario de muchas de esas ideas, pero sí cree que se requiere flexibilizar algunas regulaciones luego de la crisis.

Si bien está de acuerdo en que los requisitos a los bancos han vuelto más seguro al sistema financiero, quiere buscar formas de reducir el costo de las regulaciones si se puede hacer de manera segura.

“Seguiremos considerando formas apropiadas para aliviar las cargas regulatorias al tiempo que se preserven las reformas estructurales”, refirió el comunicado.