México puede ser diverso en materia comercial: BID

México tiene oportunidades para diversificarse en materia comercial, así lo destacó un estudio que la consultora IQOM Inteligencia Comercial realizó por encargo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La investigación, presentada por sus coautores y directivos de IQOM Inteligencia Comercial, Herminio Blanco y Jaime Zabludowsky, señaló que esta diversificación amerita un esfuerzo adicional de análisis por parte de empresarios y gobierno mexicanos.

El documento, titulado “Oportunidades de diversificación comercial de México”, identificó los bloques económicos y los sectores productivos del país con potencial para lograr una mayor diversificación comercial.

Planteó que para diversificar su comercio, México debe aprovechar su extensa red de acuerdos comerciales, a fin de ofrecer productos en los que es altamente competitivo, a países a los que tradicionalmente ha exportado poco.

Al respecto, el informe destacó que 81% de las exportaciones mexicanas es destinado a los Estados Unidos, cifra que sube a un 84% si se incluye a Canadá.

Mientras que en 130 productos de los sectores agropecuario, agroindustrial e industrial, México demuestra alta competitividad, los cuales representan 59% del total exportado por el país.

Refirió que los sectores que se destacan con potencial exportable son el automotriz (vehículos y partes) y equipos eléctricos (que incluyen monitores, teléfonos, radios, motores, bocinas y partes).

Siguen máquinas y aparatos mecánicos (unidades de proceso y de memoria, refrigeradores y aire acondicionado, compresores y secadoras), equipos ópticos y médicos, artículos manufacturados y otros sectores, que van desde el agropecuario a los minerales y envases.

El estudio del BID también identificó diversos países y regiones que ya compran esos productos, pero donde existe potencial para aumentar la participación en el mercado.

Entre dichos países y regiones se mencionaron a Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Noruega, Japón, los países de la Alianza del Pacifico (Perú, Colombia, Chile), varios países de América Central y el Caribe, así como el medio oriente.

Para lograr una mayor penetración, los investigadores recomiendan que gobierno y sector privado profundicen su conocimiento para identificar formas de superar las barreras no arancelarias, mejorar los canales de distribución y disminuir los costos de transporte, entre otros.