¿Cómo elegir el mejor crédito hipotecario?

Elegir el mejor crédito hipotecario puede ser todo un reto. La competencia es amplia y existen miles de ofertas que a primera vista pueden ser consideradas la opción que estás buscando. Sin embargo, por muy atractivo que sea el monto de la hipoteca y la tasa de interés que maneja, es importante hacer un análisis de tus necesidades antes de tomar una decisión.

Por ello, el portal inmobiliario Vivanuncios, presentó recientemente su Guía de Créditos Hipotecarios con el fin de ofrecer a los buscadores de vivienda la información más relevante del proceso de compra de un inmueble y cómo funcionan los créditos hipotecarios en México.

Pero antes de investigar cuál es el mejor crédito hipotecario en las diferentes instituciones financieras, es importante tener claro lo siguiente:

El precio promedio del inmueble

Conocer el precio del inmueble es indispensable para determinar si puedes acceder o no a él. Sin importar la cantidad que te presta la institución financiera, tienes que estar consciente de dos cosas: hay que pagar la parte correspondiente al enganche, lo cual debe salir de tu bolsillo, y pagar el crédito hipotecario. Contemplar más de una opción te permite analizar tus posibilidades e inclinarte por la que, ante tu situación, sea mejor.

Tu situación económica a futuro

Nadie sabe qué le depara el futuro, pero cuando se trata de una gran responsabilidad, debes estar seguro de poder financiar una hipoteca por más de 10 años. Considera que las cuotas mensuales pueden variar dependiendo de la tasa de interés que selecciones y que cualquier atraso en el pago podrá en riesgo tu patrimonio.

Si tu empleo no es estable y no ves un aumento en tus ingresos al menos en los próximos 5 años, lo recomendable es que no te precipites a tomar una decisión.

La cantidad que dispones para el enganche

Algo que debes tener presente es que los créditos hipotecarios no cubren el precio total de la casa, solo te ofrecen una cantidad máxima respecto a su valor, lo cual se conoce como aforo.

El restante lo tendrás que poner tú como enganche al momento de hacer la compra y la cantidad que pagues dependerá del crédito hipotecario que obtengas. En algunas instituciones puedes obtener un aforo del 80% o 90% del valor del inmueble, lo que quiere decir que únicamente tendrás que dar de enganche entre 10% y 20%.

Antes de decidir la cantidad que te será proporcionada, las entidades financieras deben evaluar tu historial crediticio y otros aspectos que sirvan de guía para comprobar tu responsabilidad financiera.

Hay ocasiones en las que las personas pueden acceder a montos que cubren 95% del valor del inmueble, pero a partir de tu situación financiera, intereses y necesidades, tú mismo decidirás qué te conviene. Para que no adquieras una deuda más grande, trata de cubrir 30% del precio en el enganche.

Tipos de créditos hipotecarios

En México, existe una variedad de instituciones financieras que ofrecen financiamiento para la compra de una vivienda y las podemos dividir en 4 rubros.

• Bancos. Son los grupos financieros más completos, sus productos y servicios van más allá de las hipotecas. Además del financiamiento en general, gestionan fondos e inversiones.

• Sofom (Sociedad Financiera de Objeto Múltiple). Estas instituciones tienen como objetivo otorgar créditos, siendo o no reguladas. También se encargan de gestionar arrendamientos.

• Instituciones gubernamentales. Existen algunas instituciones gubernamentales encargadas de ofrecer créditos hipotecarios a trabajadores que cuentan con prestaciones de ley, como Infonavit y Fovissste o la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) la cual opera como banco de segundo piso, pero no atiende directamente al público, sino que recurre a Intermediarios Financieros para hacer llegar recursos a la gente. Estos intermediarios pueden ser Instituciones de Banca Múltiple, Instituciones de Seguros, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOMES) y Entidades de Ahorro y Crédito Popular.

• Uniones de ahorro y crédito. Son sociedades cooperativas que buscan atender las necesidades financieras de los socios al ofrecer servicios crediticios.
Cada institución financiera cuenta con diferentes créditos hipotecarios que buscan llegar a las necesidades específicas de cada persona. Aunque no existe una clasificación exacta, se pueden dividir dependiendo sus características:

-Tasa de interés: Fija, mixta, variable.
-Propósito del crédito: Adquisición, mejora, remodelación, preventa, construcción, etcétera.
-Transacción: Jóvenes, conyugales, subsidiarios, pensionados, entre otros.

Con todas estas clasificaciones y características quizás te sientas confundido, pero aún cuando las instituciones financieras trabajen bajo términos y condiciones únicos, siempre existirán puntos clave que son la base de tu elección.

Consideraciones al elegir el mejor crédito hipotecario

Estos son los puntos que te ayudarán a comparar y diferenciar entre los beneficios y obligaciones que obtienes de cada crédito hipotecario:

Costo anual total (CAT)

El CAT es un indicador con el cual se calcula el costo total del crédito, incluyendo todos los gastos como intereses, comisiones, análisis socieconómicos, avalúos, seguros, entre otros. Normalmente es mayor a la tasa de interés nominal debido a que se expresa en un porcentaje anual. Este costo te permitirá comparar entre diversos créditos.

Tasa de interés

Las tasas de interés varían de acuerdo a tus intereses y los tipos de créditos que ofrezca la institución financiera. Al solicitar información ten presente cuál es la tasa de interés promedio que hay en el mercado para que saques tus propias conclusiones.

Monto a financiar (Aforo)

El monto promedio sobre el valor de una casa es de 80% a 90%, la decisión dependerá de lo que requieres, tu situación crediticia y el acuerdo que hagas con la institución financiera.

Plazos y esquema de pagos

Los plazos para cubrir el préstamo y los esquemas de pago también son una referencia básica al momento de elegir el mejor crédito hipotecario. Si la tasa de interés y éstos mantienen la relación que estás buscando, será más fácil inclinarte hacia un préstamo en específico.

Comisiones

Son varias las comisiones que debes cubrir al adquirir un crédito hipotecario, pero antes de firmar pregunta cuáles son y bajo qué términos debes cubrirlas para el otorgamiento. Presta atención porque algunas instituciones financieras manejarán ciertos derechos que dispones en tu crédito hipotecario como comisiones.

Amortización

Recuerda que la amortización es el pago que realizas solo por el capital otorgado en el crédito hipotecario. Aquí es indispensable que conozcas cuánto es el porcentaje de tu pago mensual que se destina para amortizar tu crédito y cuánto a los intereses. Si la amortización cubierta es más alta, tienes mayor derecho sobre el inmueble.