5 consejos para tu bolsillo en Navidad

PRINCIPAL

En México, la Nochebuena y Navidad son fechas muy especiales. Nos reunimos con familiares y amigos para pasar momentos agradables, hablar de lo ocurrido a lo largo del año y hasta intercambiamos regalos; sin embargo, para que sean perfectas no necesitas gastar mucho, basta con un poco de creatividad y organización, sin afectar a tu cartera.

Por ejemplo, de acuerdo con una encuesta realizada en la Ciudad de México, una familia de entre 4 y 6 integrantes puede llegar a gastar, en promedio, 1,700 pesos en los alimentos y bebidas para la cena de Nochebuena, incluyendo aperitivos, una sopa y plato fuerte, además de un postre y la tradicional sidra para el brindis. No obstante, a dicha cantidad habría que agregarle la decoración y los regalos.

¿Pero qué te parece si este año te propones no hacer gastos innecesarios? Esta puede ser la ocasión ideal para empezar a transformar tus hábitos financieros y empezar el 2018 sin deudas. Aquí te damos algunos consejos para que tengas una temporada navideña espectacular sin salirte de tu presupuesto:

1. Es momento de hacer cuentas

La mejor forma de no excederte en tus gastos esta temporada es planeando. La mayoría de las veces, la famosa “cuesta de enero” no es más que el resultado de una mala administración financiera durante las últimas semanas de diciembre, así que para evitar esa situación, fija tu presupuesto para regalos y la cena de Navidad, pero lo más importante es asegurarte de que te apegues a él y no cedas a las tentaciones.

2. A veces decir “no” también es bueno

¿En cuántos intercambios vas a participar? En la oficina, en tu casa, con tus primos, con tus amigos de la universidad… en fin, la lista puede ser tan larga como tú lo desees. Por eso es recomendable que aprendas a decir “no” a tantos intercambios. En promedio, las personas desembolsan un promedio de $300 pesos por cada regalo que compran en esta temporada, así que si ya estás considerando participar en 4 o 5 intercambios, es bueno que te detengas a pensar si tu cartera te permite hacer estos gastos.

3. Piensa en una autorrecompensa realista

Probablemente hayas esperado hasta esta época del año para regalarte algo a ti mismo, tal vez adquirir algo que necesitas o simplemente darte un gusto con algún gadget, una actualización a tu guardarropa o adquiriendo ese electrodoméstico que te hacía falta. No obstante, es recomendable incluir este desembolso dentro de tu presupuesto y ser realista respecto a si esa posibilidad está dentro de tu presupuesto.

4. Una cena de Nochebuena muy creativa

Si vas a ser el anfitrión de la cena de Nochebuena, puedes ponerte creativo. Un evento para muchas personas es un gasto importante, y eso por no hablar de las horas que te pasarás en la cocina. Para evitar ambas cosas, ¿qué te parece si pides que cada invitado lleve algo, ya sea de forma individual o por familia? Así todos pondrán su granito de arena y habrá más variedad, incluso será más divertido, porque podrán descubrir el chef que llevan dentro.

Por otro lado, ser el anfitrión de una reunión tan importante requerirá cuidar algunos detalles, como la decoración de tu casa y la mesa. Y para hacerlo, puedes buscar algunos tutoriales en Internet sobre cómo hacer centros de mesa y decoraciones tú mismo, lo cual será más personal y menos costoso que las decoraciones que ya venden hechas. Recuerda que cada peso cuenta y las decoraciones pueden hacer la diferencia entre respetar tu presupuesto o excederte.

5. Y ahora, a ahorrar

Ahora que ya sabes cómo puedes ahorrar a la hora de adquirir tus regalos, darte un pequeño gusto y preparar tu cena de Navidad, el siguiente paso es saber qué hacer con ese dinero que no gastaste. De nada servirán los pasos previos si ese dinero lo usas en algo que no necesitas, por más tentador que esto pueda ser. Mejor, guárdalo como Ahorro Voluntario en tu Afore y de esta forma podrás disfrutar muchas más Navidades cuando te retires.