Ánima Estudios: Hacia una industria animada en México

NANCY MALACARA

Una de las industrias que no se ha consolidado del todo en México es la de la animación. En el 2017, Disney conmocionó con la historia de Coco en el país, mientras que Ánima Estudios lanzó Isla Calaca y logró entrar a las filas de Netflix con la serie de películas Las Leyendas.

Y aunque esta industria es tremendamente competida en otras partes del mundo, en México y en Latinoamérica quien dibuja este mercado es Ánima, ya que es el único estudio con operaciones continuas. Fue fundado en 2002 y ha producido varios largometrajes entre los que se encuentran Don Gato y su Pandilla, La Leyenda del Chupacabras y Guardianes de Oz.

En entrevista, José Carlos García de Letona, vicepresidente ejecutivo de Ánima Estudios, dijo que, en estos últimos años, ha habido un gran crecimiento de la industria de la animación en América Latina; hace 30 años había dos películas animadas en México, y ahora hay una diferencia notable.

“El mundo cada vez está más conectado, pero esto hace que la competencia cada vez esté más dura; estamos compitiendo con el contenido que se hace en todo el mundo”.

De acuerdo con García de Letona, en la actualidad hay muchas industrias con el común denominador de la animación; sin embargo, cada una tiene sus propios retos y maneras de operar.

“Lo que vemos como negocio es que el común de lo que hacemos es crear personajes y hacer animación. Estamos en cine, televisión, digital, aplicaciones móviles, licencias. Industrias que conectan entre sí, pero que a la vez son muy distintas”.

Hoy día, el porcentaje que se consume en entretenimiento por animación oscila entre el 5 y el 7%, acorde con cifras de Ánima. Por ello, una de las apuestas para el 2018 es dar otro paso en la consolidación de esta industria en el país.

El 19 de enero se estrena en los cines de México La Leyenda del Charro Negro. Con una inversión de 27 millones de pesos, esta historia fue dirigida por Alberto “Chino” Rodríguez, producida por Fernando de Fuentes S. y José C. García de Letona y distribuida por Videocine.

“El Charro Negro es la quinta película de la franquicia Las Leyendas. Será una película animada tradicional que busca entretener, emocionar y hacer que la gente pase un buen rato”.

En esta ocasión, y tras los hechos de “La leyenda del Chupacabras”, Leo San Juan decide regresar a casa de su abuela, sin embargo, en su camino se cruza con El Charro Negro, quien al engañarlo provoca que una chica inocente acabe en el mundo dominado por este oscuro personaje. Así que Leo no tendrá más remedio que embarcarse en esta nueva aventura para rescatarla. Los planes del Charro Negro no terminan ahí, lo que mantendrá a Leo y a sus amigos enfrentando una gran cantidad de nuevos peligros.

Hasta ahora, la saga de Las Leyendas ha convocado a más de 8 millones de espectadores, y cuenta con una aplicación móvil: Las Leyendas, El Pergamino Mágico.

En la parte de negocio, Ánima Estudios ve a los contenidos en dos vertientes: globales y cuyo tema se presta para ser consumido en todo el mundo. Y la otra es más local, esto es, productos mexicanos que son parte de la cultura popular o con un gran sentido de pertenencia, por ejemplo, la serie del Chavo Animado.

“Cualquiera puede grabar un video con su celular y en cualquier parte del mundo, pero a eso hay que ponerle formato, contexto, sentimiento. Para la animación se necesitan herramientas más sofisticadas y una sensibilidad muy artística, por eso es una industria muy importante a nivel mundial”.