Ferrero adquiere fracción de Nestlé por 2,800 mdd

La multinacional Nestlé anunció este martes la venta de su segmento americano a la empresa italiana Ferrero por un valor de 2,800 millones de dólares, la primera venta de este volumen de su presidente ejecutivo, Mark Schneider.

Nestlé hizo referencia a su posición en desventaja en Estados Unidos, respecto a marcas de la talla de Hershey, Mars y Lindt, como la razón de la venta. Sin embargo, la venta también se ajusta al objetivo de la firma de convertirse en una compañía de "nutrición, salud y bienestar".

El cambio de enfoque llevó a Nestlé, con marcas en el mercado americano como Butterfinger y Crunch, deriva de un desempeño inferior a sus rivales existente desde hace años, producto de la preferencia de los consumidores por productos como barras de frutas y marcas premium como Lindt. Nestlé ahora apuesta por la división de vitaminas y suplementos.

Aunque Nestlé preserva sus operaciones no pertenecientes al rubro de las golosinas en Estados Unidos, banqueros y analistas predicen una reducción mayor de sus intereses.

Jean-Philippe Bertschy, analista de Vontobel comentó: "El cambio de activos tiene mucho sentido. Abandonas un negocio débil en términos de finanzas y entras a un mercado con un fuerte crecimiento y mayores márgenes.”

Del otro lado, esto le da al fabricante de Nutella y Ferrero Rocher la oportunidad de aumentar rápidamente su tamaño en Estados Unidos, pudiéndose convertir en la tercera mayor compañía de chocolates en Estados Unidos y a nivel global, según Euromonitor International.