¿Por qué sucedió el agresivo desplome en Wall Street?

El largo y tranquilo recorrido récord en Wall Street terminó. El retroceso en el mercado accionario que, según los expertos, debió haber ocurrido hace tiempo finalmente ha llegado.

Este lunes, los temores de los inversionistas en torno a un alza en las tasas de interés crecieron hasta transformarse en rápidas ventas generadas por computadora que borraron todas las ganancias del mercado en el año.

El promedio industrial Dow Jones cayó 1,000 puntos en menos de una hora y cerró su peor día en más de seis años. El Standard & Poor’s 500 estuvo casi 8% por debajo de su récord en alza, establecido hace poco más de una semana.

De acuerdo con un análisis de AP, los profesionales del mercado advierten que las ventas podrían seguir por un poco más de tiempo. Sin embargo, muchos se apresuran a decir que no ven una recesión, pues esperan que el fortalecimiento de la economía global y las ganancias corporativas saludables ayuden a los precios de las acciones a recuperarse.

“La razón del incremento en las tasas es que la economía está más sólida. Las razones son positivas. No es que se avecine algo como lo del 2008 ni el apocalipsis financiero”, dijo Ernie Cecilia, director de inversiones en Bryn Mawr Trust.

Lo que desató la racha de ventas llegó en los últimos días de la semana pasada, cuando un informe gubernamental mostró que los salarios en todo el país subieron el mes pasado. Aunque eso es bueno para los trabajadores, los corredores lo tomaron como una señal de que la inflación podría aumentar próximamente, lo que podría obligar a la Reserva Federal a elevar las tasas de interés más rápidamente de lo esperado.

El incremento en las tasas no sólo le dificulta a la gente y a las compañías solicitar préstamos, sino que también puede provocar que los inversionistas salgan del mercado accionario y se refugien en los bonos.

La racha de ventas del lunes fue tan aguda que algunos observadores culparon a los sistemas automatizados de transacciones, los cuales están programados para comprar y vender con base en varias variables. Estos podrían haber activado sus mecanismos de venta tras el primer bamboleo en los precios de los acciones después de un avance inusualmente tranquilo.

Eso podría significar incluso mayor volatilidad en los próximos días, algo que los inversionistas no han tenido que enfrentar en más de un año de un plácido recorrido con ganancias récord. Antes del lunes, el índice S&P 500 había pasado por un periodo récord sin una caída de ni siquiera el 5 por ciento.

El lunes fue también el primer día en el puesto del nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y los inversionistas se preguntan qué tanto se apegará a las políticas de tasas de interés bajas establecidas por su predecesora Janet Yellen.