Inflación desciende a 5.55% pese a energéticos

En enero de 2018, los precios al consumidor aumentaron 0.53%, con lo cual la inflación a tasa anual bajó a 5.55% desde el nivel de 6.77% en el que cerró 2017, por un menor impacto del precio de los energéticos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señaló que el aumento mensual obedeció sobre todo al alza en precios de gasolina y gas LP, lo que fue parcialmente mitigado por la reducción de precios en transporte aéreo y algunas frutas y verduras, como jitomate.

Así, la inflación de 0.53% en el primer mes del año prácticamente estuvo en línea con lo esperado por analistas, con lo cual a tasa anual registró una importante desde el 6.77% al cierre de 2017, que fue el mayor nivel en 17 años.

Esta importante reducción en la inflación a tasa anual, que se ubica en su menor nivel desde marzo de 2017, se debe a que si bien los precios de energéticos han seguido aumentando, este comportamiento ha sido de manera moderada respecto al fuerte movimiento al alza que tuvieron de enero del año pasado.

A pesar de esta sensible baja, la inflación a tasa anual continuó por arriba de 4%, que es el límite máximo del objetivo para este año, de 3% más/menos un punto porcentual.

El Inegi comparó que enero de 2017, la inflación mensual fue de 1.70%, en tanto que la inflación a tasa anual se ubicó en 4.72 por ciento.

Los productos con precios al alza en enero de este año fueron gasolina de bajo octanaje, gas doméstico LP, huevo, loncherías, fondas, torterías y taquerías, plátanos, restaurantes y similares, papa y otros tubérculos, vivienda propia, derechos por el suministro de agua y universidad.

En contraste, los productos con precios a la baja fueron transporte aéreo, jitomate, servicios turísticos en paquete, cebolla, otros chiles frescos, chile serrano, tomate verde, ropa de abrigo, chile poblano y jabón de tocador.

Apuntó que la inflación subyacente, la cual elimina del índice general los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, mostró un incremento de 0.28% mensual y una variación anual de 4.56%, por debajo del 4.87% en diciembre de 2017.

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías subieron 0.56% y los de los servicios 0.04% mensual, añadió.

Por su parte, el índice de precios no subyacente registró un aumento de 1.24% mensual y una tasa anual de 8.44%, desde 12.62% al cierre del año pasado.

Dentro del índice de precios no subyacente, el subíndice de los productos agropecuarios reportó un alza mensual de 0.03 por ciento y el de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno de 1.97 por ciento.

El Inegi señaló que el índice de precios de la canasta básica tuvo un incremento mensual de 1.26% en el primer mes de 2018, obteniendo de este modo una variación anual de 6.29 por ciento, mientras que en enero de 2017 el alza mensual fue de 4.43 por ciento y el anual de 7.26 por ciento.

Por otra parte, durante enero de 2018 el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) Total, excluyendo petróleo, presentó un aumento de 0.84% a tasa mensual, alcanzando una variación anual de 3.38 por ciento. En igual mes de 2017 las cifras fueron de 2.08% mensual y de 9.81% anual.