Afore reforma energética

Ahorradores se benefician de reforma energética

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) destacó que alrededor de 40 millones de ahorradores podrán participar directamente de los beneficios de la reforma energética en México.

El pasado 8 de febrero se emitió la primera Fibra E de energía administrada por CFE Capital, filial de la Comisión Federal de Electricidad, la primera en temas energéticos mediante este vehículo, creado en 2015 a la luz de dicha reforma.

En un comunicado, el organismo refiere que la emisión de la Fibra E fue por 862.5 millones de certificados, lo cual equivale a casi 16,388 millones de pesos (mdp), que tuvieron una participación activa por parte de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores).

Añade que el monto total de la oferta global fue de 16,387.5 mdp, de los cuales, el monto de la emisión en México fue por 10,919.4 mdp, es decir, 66.6%; mientras que el monto de la emisión en el extranjero fue del 33.4%, es decir, 5,468.1 mdp.

“Las Afore participaron con un monto global de 9,784.9 millones de pesos, que representan 89.6% de la colocación en México y 59.7% de la oferta global”, con la participación de Afore Banamex, Azteca, Invercap, Pensionissste, Principal, Profuturo, SURA y XXI Banorte.

A través de esta inversión, comenta la Consar, los trabajadores participan de los beneficios de la reforma energética, en donde los recursos de la Fibra E estarán destinados a promover las inversiones en generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, además de proyectos de infraestructura.

Destaca que las inversiones en infraestructura tienen para los ahorradores en el sistema de pensiones ventajas relevantes en términos de diversificación y rendimientos para las carteras de inversión.

Entre ellas destaca que las inversiones en infraestructura tienen baja correlación con otros activos financieros, proporcionan un flujo constante de efectivo, después del periodo de inversión y tienen una protección natural ante inflación anticipada y no anticipada.

Su estrategia está enfocada en la adquisición y titularidad de activos o derechos relacionados con la energía eléctrica en México que generen flujos de efectivo estables y crecientes. Inicialmente pretenden enfocarse en derechos relacionados con la transmisión de energía eléctrica.