Popular fabricante de armas se declara en bancarrota

Remington, uno de los fabricantes de armas más antiguos de Estados Unidos se declaró en bancarrota debido a la caída de la demanda de pistolas y rifles.

La empresa acumulaba una deuda por 950 millones de dólares y había sufrido una caída de sus ventas de 27% durante los primeros meses del 2017 ,lo que la llevo a pérdidas operativas de 28 millones de dólares.

De sus fábricas que se fundaron en 1816, salieron más de la mitad de las armas cortas y de las municiones que usaron las tropas aliadas durante la II Guerra Mundial.

También muchos de los rifles, carabinas y pistolas que se usaron durante la Guerra Civil estadounidense.

La industria armamentística ha bajado sus niveles de venta desde la llegada al poder de Donald Trump, pese a la simpatía del político por el sector.