¿Cuál fue el epicentro del desplome bursátil?

ENRIQUE MIRANDA

Dos días después de las últimas expectativas económicas de 2018 que ofreció la titular de la FED, el Dow Jones Industrial tuvo la mayor pérdida de su historia en cuanto a puntos, retrocediendo 1.175,21 unidades en una jornada.

De acuerdo con Juan Musi, director general de CIFondos, el 3 de febrero, último día de mandato de Janet Yellen como titular de la Reserva Federal de Estados Unidos, no trajo consigo el final de sus días como una de las mujeres más influyentes del mundo, pues de acuerdo con el analista, sus declaraciones de despedida tambalearon los mercados bursátiles del mundo.

“En su último discurso de la FED, ella (Yellen) ve por lo menos tres eventos de alza para este año, lo que se confirma poco después con un fuerte dato del empleo. Prácticamente dos días después de su discurso comienza esta estampida”, analiza Musi Amione con respecto a la pérdida de 1.175,21 puntos que perdió en un solo día el principal indicador de valores en EUA, el Dow Jones Industrial (DJI).

El analista de CIBanco estima que la creciente fortaleza de la economía interna de Estados Unidos provocó, paradójicamente, un respiro técnico que movió negativamente los principales índices accionarios de la bolsa de Nueva York (más de 10% en sólo nueve jornadas), sin embargo, afirma que no es de ninguna manera el inicio de una debacle financiera.

“El hecho de tener una economía pujante en Estados Unidos con datos que son verdaderamente buenos tanto en crecimiento económico como de creación de empleo y de consumo, han hecho que este desplome sea paradójico a esta fortaleza”, enfatiza Juan Musi y profetiza que incluso la inflación en el país vecino del norte comenzará a repuntar para colocarse por encima del 2% que es la meta de la FED.

El doctor en Economía Arturo Damm explica por qué esta expectativa de aumento en las tasas de interés por parte del Banco Central norteamericano genera un impacto en los mercados de valores:

“Vamos a suponer que yo tengo una buena cantidad de dinero invertido en alguna bolsa de valor y tengo la expectativa de que la tasa de interés va a aumentar, si mi expectativa es que lo que voy a ganar con esa tasa es más de lo que estoy ganando en la Bolsa, lo lógico es que salga yo a vender mis acciones”, ejemplifica el académico del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE).

Para ambos especialistas, queda descartado que este desplome, que inició el cinco de febrero y provocó resonancia en las bolsas de valores de todo el mundo (incluyendo la mexicana que acumuló en cuatro días un descenso del 5.15%), implique el inicio de una crisis financiera mundial e incluso, señalan, es el mejor momento de inversión posible.

ALTERNATIVA CONSERVADORA

Juan Musi opina que la recuperación y confianza en los títulos accionarios “dependerá mucho de qué le siga pasando a las tasas porque si el bono a 10 años de Estados Unidos supera el 3%, probablemente seguirá provocando flujos hacia bonos del tesoro”, comenta.
Que el rendimiento de este instrumento de inversión tan conservador se colocara en 2.8%, incentivó que mucho del dinero de la bolsa se refugiara en este activo norteamericano de largo plazo, finaliza el director general de CIFondos.

Para concluir, el doctor Arturo Damm recomienda que ante la baja de los precios en las acciones no es este el momento de salir a vender, sino el de comprar y aclara que ante la duda de si los títulos se recuperarán en valor, sólo hace falta analizar el comportamiento a mediano y largo plazo de cualquier índice bursátil para ver que la tendencia clarísimamente es a la alza.

CIFRAS RELEVANTES

• En una sesión el indicador de las empresas industriales más fuertes de EUA perdió 1.175.21 puntos, aterrizando en 24.345,75 unidades
• Del seis al nueve de febrero, la Bolsa Mexicana de Valores acumuló una pérdida del 5.15%
• Durante cuatro años, Janet Yellen sumó casi 10 millones de empleos y deja la Reserva Federal con niveles mínimos de desempleo no vistos en 17 años al registrar una tasa de 4.1% de desocupación
• De confirmarse una tendencia de inflación alta, nuestro tipo de cambio podría ser presionado hacia los 18.80 0 18.90 de los 18.63 que ronda actualmente: CIBanco