México ocupa el séptimo lugar en franquicias

México se ubica entre las diez naciones con mejor desarrollo de su industria de franquicias, con más de 500 marcas exitosas, y la incorporación de nuevos conceptos que responden a los cambios tecnológicos y nuevas tendencias de consumo, destacó la consultoría JJT Franquicia.

Michelle Kava Franklin, directora de Franquicias de dicha consultoría, considerada una de las más reconocidas del sector, destacó que la creación de nuevos negocios y su conversión al modelo franquiciado, están en franco crecimiento en el país.

Dijo que para que un negocio pueda evolucionar a este modelo, debe cumplir con tres puntos relevantes: Que sea replicable; que exista el mercado potencial, y que tenga una propuesta de negocio con valor agregado que genere diferenciadores.

Recomendó a los empresarios que quieran ingresar a este sector, hacerlo a través de una consultoría, pues de lo contrario, tienen el 30% de probabilidad de fracasar.

“Las franquicias que se derivan de la consultoría profesional tienen, en prácticamente 100% de los casos, la continuidad del negocio y su éxito comercial”, destacó la directiva de JJT en un comunicado.

Y es que, si un empresario pretende hacer por el mismo desde el concepto de negocio, manuales de operación, valor agregado y todo lo relativo a permisos y marco regulatorio, es posible que no logre superar varios puntos, destacó.

Es importante destacar que México se ubica entre los 10 países del mundo con mejor desarrollo de su industria de franquicias, de acuerdo con el World Franchise Council.

La madurez del mercado mexicano lo ubica incluso en el séptimo lugar mundial, al tomar en cuenta parámetros como la antigüedad del sector, legislación y certeza jurídica que otorga el franquiciatante, entre otros aspectos.

De esa forma Estados Unidos, Brasil, Canadá y Japón están en los primeros lugares respectivamente, seguidos de Francia, España y México.

Kava dijo que 2018 será un año importante en el sector, pues hay nuevas tendencias al alza en los ramos de belleza y cuidado personal, depilación, spas y bares de manicure y pedicure, barberías, productos orgánicos y de suplementos alimenticios y gimnasios, entre otras.

“Las nuevas generaciones y sus patrones de consumo son el motor del cambio y la razón por la cual las franquicias se han ido adaptando a las nuevas tecnologías. El mercado actual tiene patrones de consumo muy marcados, basados en la búsqueda de experiencias de servicio y uso constante de la tecnología”, anotó.