Colombia eliminará tres ceros a su moneda

El ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, presentó ante el Congreso una iniciativa de ley para eliminar tres ceros al peso, la moneda nacional, el cual consideró como un proyecto que está en deuda con el país.

La iniciativa, “por medio de la cual se crea una nueva unidad monetaria y unidad de cuenta del país en desarrollo del numeral 13 del artículo 150 de la Constitución Política, cuenta con buen ambiente tanto al interior del Congreso como por fuera de él, pues los gremios, entes públicos, la mayoría de congresistas, entre otros, lo ven positivo”, argumentó el ministro.

Explicó que con este proyecto de los mil pesos actuales serán un nuevo peso y una moneda de 100 pesos actual serán 10 centavos, lo que facilitará las transacciones comerciales.

“A diferencia de las anteriores oportunidades, en esta contamos con una inflación controlada, varios sectores están de acuerdo con la eliminación, los gremios, el fiscal, el Banco de la República, y la mayoría de congresistas, así que confiamos en que esta vez, el proyecto pase”, dijo Cárdenas.

El titular de la cartera de Hacienda detalló que este proyecto busca aumentar la eficiencia del peso colombiano, los centavos volverán, se simplificarán transacciones entre los diferentes actores de la economía, reduciendo los costos y contribuirá a la competitividad y crecimiento económico del país.

“Con esto nos ponemos en línea frente a los estándares internacionales. Son muy pocos países que tienen tantos ceros en sus monedas”, subrayó Cárdenas.

Aseguró que cuenta con el respaldo de "la Fiscalía, que ve en este proyecto de ley una oportunidad para que esos billetes viejos salgan y tengan que ser convertidos a la nueva moneda y, por lo tanto, detectados en su origen ilegal y al mismo tiempo facilitar la vida a los colombianos con unas transacciones tan simples y sencillas”.

Frente a los desacuerdos de la banca, el ministro manifestó que para hacer menos traumático el choque, se ampliaron los plazos para que ambas denominaciones convivan y será más fácil para todos, incluida la banca, adaptarse al cambio.