Kellogg's cierra operaciones en Venezuela

La productora de alimentos Kellogg's anunció este martes su cierre de operaciones en Venezuela, al clausurar su planta en la ciudad de Maracay, en el centro del país.

La empresa americana cerró la planta de Maracay, y dio avisos de su clausura y de sus futuros depósitos de prestaciones a aproximadamente 500 trabajadores.

Voceros sindicales de la empresa indicaron que la medida tomó a todos por sorpresa. Más tarde, una delegación del gobierno se hizo presente en la planta, con el ministro del Trabajo, Néstor Ovalles, quien llegó junto con un juez laboral.

Kellogg's informó en un comunicado que “se ha visto forzada a cesar sus operaciones en el país, con efecto a partir de este martes 15 de mayo de 2018”, tras lo cual el presidente venezolano Nicolás Maduro dijo que entregaría el control de la fábrica a los trabajadores

“Hoy en Maracay, la empresa Kellogg, en manos de unos inversionistas mexicanos, amaneció con las puertas cerradas y les depositaron en las cuentas las prestaciones sociales a los trabajadores, lo cual es completamente inconstitucional e ilegal”, dijo Maduro en un acto de campaña en la ciudad de Valencia.

Agregó que tomó la decisión de entregar la empresa a los trabajadores para que “puedan continuar produciendo para la gente”.

La instalación de Kellogg's en Maracay producía el 75% de los cereales de desayuno consumidos en el país desde hace 57 años, pero a raíz de la crisis económica que atraviesa el país sudamericano ha decidido terminar su participación.

En los últimos 4 años otras firmas americanas como Kimberly Clark, General Motors y Clorox, dejaron de operar en Venezuela, mismas que Maduro ya ha tomado. Por otro lado empresas como Coca-Cola y Colgate han suspendido sólo temporalmente sus actividades.