¿El ex CEO de Starbucks busca la presidencia de EU?

Howard Schultz, CEO de Starbucks, anunció este lunes que se retiraría luego de tres décadas en la empresa. Schultz había conducido la cadena de café como director ejecutivo desde finales de los años 80.

"Quién podría haber imaginado cuán lejos viajaríamos juntos, desde 11 tiendas en 1987 hasta más de 28,000 tiendas en 77 países”, dijo Schultz en una carta a sus empleados y ex empleados. "pero estos números no son las medidas reales de nuestro éxito. Starbucks cambió la forma en la que millones toman café, es cierto, pero también cambiamos para bien las vidas de la gente en comunidades alrededor del mundo”.

La partida de Schultz llega tras de años de rumores sobre sus aspiraciones políticas, algo que el empresario dio a conocer en una entrevista con el New York Times: "una de las cosas que quiero hacer en mi siguiente capítulo es averiguar si hay un papel en el que pueda devolver […] aunque no estoy exactamente seguro de que significa todavía”.

Cuando le preguntaron directamente sobre una posible carrera presidencial mencionó que entre su rango de opciones para esta nueva etapa está el servicio público, “pero estoy muy lejos de tomar cualquier decisión sobre mi futuro”, agregó.

Schultz desde hace mucho ha enfatizado en los problemas sociales como líder en Starbucks, e incluso apoyó a Hillary Clinton en 2016 para su presidencia, la primera vez que hizo pública alguna inclinación política.

Posible desarrollo de su carrera

El empresario anunció sus planes de dejar Starbucks en diciembre de 2016, y que se enfocaría en las misiones sociales de Starbucks.

Desde entonces, ha hablado en contra del intento de Trump de prohibir el acceso a los refugiados de otros países, y escribió en el Financial Times sobre la identidad nacional a la luz de la caminata de supremacistas blancos Charlottesville, Virginia, además, lanzó la segunda temporada de la serie Upstanders, serie dedicada a resaltar a gente que hace la diferencia en sus comunidades.

Schultz ayudó a conducir los recientes esfuerzos de Starbucks de tocar temas de prejuicios raciales en la cadena luego del incidente en Filadelfia, a raíz de la cual fueron cerradas las 8,000 tiendas de EU por una tarde con el fin de orientar a los empleados en el tema de racismo, eso sin mencionar que ayudó a abrir los baños para todos, incluso gente que no hiciera compras.