Nissan descubre irregularidades en pruebas de sus autos

La automotriz japonesa Nissan Motor reveló este lunes que descubrió cómo varios de sus empleados realizaron pruebas irregulares y modificaron los datos a las pruebas para inspeccionar la emisión de contaminante de sus vehículos nuevos en cinco plantas de Japón.

El caso, el último revés para la compañía envuelta el año pasado en un escándalo de inspección, involucra a 10 trabajadores encargado de las pruebas realizada a 1,171 vehículos de 19 modelos, el 53.5% del total de vehículos probados entre abril de 2013 y junio pasado.

En un comunicado, el fabricante de automóviles japonés explicó que los datos de las pruebas de emisiones o eficiencia de combustible habían sido falsificados o alguna vez habían sido realizadas a temperatura ambiente, en niveles de humedad y otras condiciones diferentes de las requeridas.

Nissan, que suele realizar este tipo de pruebas en el 1.0% de los vehículos producidos, ofreció disculpas por lo sucedido y lamentó que la compañía se ve inmersa de nuevo en el escándalo, según reporte de la agencia oficial de noticias Kyodo.

"Nos disculpamos sinceramente con nuestros clientes porque detectamos tan mala conducta en un momento en que estamos trabajando en medidas preventivas para abordar las fallas de inspección del año pasado”, dijo Yasuhiro Yamauchi, director de competencia de Nissan.

El año pasado, se descubrió que Nissan permitió a los empleados no certificados inspeccionar los vehículos durante muchos años, lo que llevó a la compañía a retirar más de un millón de vehículos vendidos en Japón.

En una conferencia de prensa en la sede de la compañía en la ciudad de Yokohama, Yamauchi destacó que Nissan no planea retirar ninguno del vehículo afectados con las pruebas incorrectas, ya que no tienen ningún impacto en la seguridad de los automóviles.