Prevén entorno más complejo para inversionistas

Los inversionistas enfrentarán un entorno más complejo durante el segundo semestre del año debido a la evolución de diferentes factores de incertidumbre, entre ellos las presiones en el comercio internacional y el crecimiento económico global, anticipó el estratega en Jefe de Mercados de Natixis IM, Dave Lafferty.

“Creemos que para los inversionistas la segunda mitad del 2018 será un poco más difícil. Si bien no se han producido cambios trascendentales en los asuntos candentes, vemos un cierto deterioro en diversos grados en estas historias, comenzando con las perspectivas de crecimiento”, indicó.

En su análisis “Perspectivas de mitad de año”, el experto mencionó cinco problemas clave del mercado que son: un crecimiento económico global que comienza a desincronizarse, ajustes de política monetaria de los bancos centrales, la evolución de las tasas de interés y la curva de rendimiento.

Por ahora “la economía global sigue siendo lo suficientemente fuerte como para soportar activos de riesgo como las acciones y los sectores de crédito del mercado de bonos”, agregó.

En las acciones de Estados Unidos, el crecimiento de las ganancias orgánicas (no impulsadas por los cambios en los impuestos) debería continuar en 2019, lo que respalda los precios que esperamos se tornen más altos, pero con mucha más volatilidad, comentó.

No obstante, la política del banco central y los riesgos geopolíticos continuos hacen que las ganancias desmesuradas sean poco probables, detalló.

“Creemos que los mercados no estadounidenses ofrecen un mejor valor (precios más baratos), pero es probable que las acciones de Estados Unidos los superen hasta que algo altere al sector tecnológico o la apreciación del dólar se traduzca en ganancias”, indicó.

En renta fija, previó que la migración ascendente de los rendimientos ha hecho que el riesgo de la tasa de interés sea más tolerable. Al mismo tiempo, los diferenciales de crédito siguen siendo bastante ajustados a pesar de una reciente ampliación.

“Creemos que los inversionistas deberían ser prudentes al no abandonar estrategias alternas, protegidas y no correlacionadas a estas alturas del ciclo. Muchas de estas estrategias han quedado rezagadas en el mercado alcista de nueve años, pero a medida que las nubes comienzan a oscurecerse, los inversionistas se alegrarán de aferrarse a sus paraguas”, puntualizó.