Tesla quiere el dinero de sus proveedores de vuelta

Tesla está pidiendo reembolsos a sus proveedores por trabajos realizados en 2016 como parte de una táctica agresiva para mantener la rentabilidad de la empresa. La fabricante de vehículos eléctricos de Palo Alto, California hizo la petición luego de perder más de 4,000 millones de dólares en los últimos seis años.

El CEO de la automotriz, Elon Musk, prometió que Tesla se volvería un cuarto más rentable para finales de 2018, a pesar de costosos proyectos a futuro, como un plan de construir una fábrica en China, que podrían llevar a la compañía de nuevo a números rojos. Para lograr la rentabilidad Musk ha recortado incluso 9% el salario de sus empleados.

No es inusual que las automotrices endurezcan sus políticas con los proveedores, de hecho, es común que estas empresas los presionen para dar precio a las concesiones. Lo que no es usual es pedir el dinero de trabajos anteriores de regreso.

Y es que Musk siempre ha tenido una relación complicada con los proveedores, un ejemplo de esto es la producción del sedán eléctrico Model 3, que al retrasarse cuando más premura había por producirlo, el CEO culpó a un proveedor no identificado de postergar la producción.

En otras ocasiones, sin embargo, ha expresado una genuina apreciación por sus esfuerzos de continuar: "Realmente se han quemado las pestañas, han pasado fines de semana y tomado muchos riesgos, además de sufrir a nuestro lado en retos cuesta abajo, así que me gustaría agradecerles por apoyarnos en estos tiempos tan difíciles con el Model 3" dijo Musk en febrero.