Repsol y Bardahl unen fuerzas en el mercado mexicano

La española Repsol alcanzó un acuerdo para asociarse y contar con el 40% de Bardahl, con lo que fabricará y comercializará sus lubricantes en el país de la mano de la empresa mexicana, y se prevé que la operación se concrete en el tercer trimestre del año.

A través de un comunicado se informó que se trata de la mayor operación realizada en todo el mundo en su negocio de lubricantes, el más global de la compañía, cuya estrategia de internacionalización se impulsa con esta alianza.

Repsol fabricará y comercializará sus lubricantes en México a través de Bardahl, con los mismos estándares de seguridad y calidad que en España, pues la mexicana es una compañía con experiencia, y posee una de las plantas de producción más modernas de Latinoamérica.

“Bardahl es un importante productor de lubricantes y aditivos automotrices en México. La asociación con Repsol garantiza el crecimiento y la creación de valor, impulsado por el conocimiento, la experiencia y la tecnología de la compañía española”, precisó.

Con esta operación, México se convertirá en uno de los principales mercados de lubricantes para la empresa y en su centro productivo para Latinoamérica. En este sentido, Repsol prevé invertir cerca de 400 millones de euros en la apertura de entre 200 y 250 estaciones de servicio al año hasta 2022, para alcanzar una cuota de mercado entre 8.0 y 10 por ciento.

México es un mercado con gran potencial, con una economía en pleno crecimiento, una población de más de 120 millones de personas y un parque de 41 millones de vehículos en renovación. Actualmente es el noveno país del mundo en ventas de lubricantes, y el segundo en Latinoamérica, con 725,000 toneladas al año, solo superado por Brasil.

“Está previsto que la operación, que supondrá la creación de una joint venture Bardahl (equilibrada en 60 y 40%, respectivamente), se complete en el tercer trimestre del año, sujeto a que se hayan recibido las autorizaciones regulatorias necesarias”, indicó Repsol.

La alianza se enmarca dentro del plan de crecimiento, con el que la compañía duplicará el volumen de ventas del negocio hasta las 300,000 toneladas en 2021, de las cuales, un 70% provendrá del ámbito internacional.

Para alcanzar dicho objetivo, la firma invertirá hasta 80 millones de euros en tomar participaciones en plantas de lubricantes, especialmente en Latinoamérica y en Asia, en países como China, Indonesia e India.