México tiene finanzas sanas y sólidas: Hacienda

Al cierre del primer semestre de 2018 México mantuvo finanzas públicas sanas y sólidas, pues los principales balances fueron mejores a lo programado, por lo que mantiene su estimado de crecimiento para 2018 entre 2.0 y 3.0%, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP, Alejandrina Salcedo, dijo que tienen perspectivas favorables de la economía de Estados Unidos, la cual tuvo una aceleración durante el segundo trimestre del año en su crecimiento del PIB y también en su actividad industrial, lo que sugiere un crecimiento de la demanda externa”.

La funcionaria afirmó además que se tiene una tendencia de la reducción de la deuda, la cual se encuentra a tasa fija y con moneda local, con lo cual -afirmó- hasta el momento se están cumpliendo con las metas fiscales planteadas por la actual administración.

En conferencia de prensa indicó que después de la reunión informal entre el titular de la SHCP con el equipo de transición del próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador, se están determinando los mecanismos para los trabajos, pero siempre con el objetivo de tener una transición ordenada y eficiente.

Al precisar que tocará a la nueva administración presentar el presupuesto de 2019, destacó que la contratación de coberturas petroleras “son un tema relevante, seguramente serán de los temas que se tratarán con urgencia con la nueva administración en los trabajos de transición”.

Respecto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), indicó que una solución al tema representaría un impulso para la economía de México, como es en el caso de la inversión, la cual se ha visto afectada por la incertidumbre.

Por otro lado, la funcionaria reiteró que el registro realizado ante la Comisión de Valores de Estados Unidos para aumentar la capacidad de solicitud de deuda por 10,000 millones de dólares, no implica la emisión de deuda.

Sin embargo, aseguró que esta ampliación facilitará que el próximo gobierno pueda contratar deuda adicional, si así lo requiriera.