México requiere 11 millones de empleos de calidad: SP

La economía mexicana requiere de 11.25 millones de empleos, cantidad que representa la brecha laboral, para satisfacer las necesidades de los hogares estimó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su análisis semanal, el organismo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló que aunque la creación de nuevos empleos es fundamental en el proceso de reducir la pobreza, éstos deben ser de calidad para mejorar el bienestar de las familias con un ingreso suficiente y con prestaciones sociales.

Sin embargo, indicó que según cifras, los empleos generados se concentran en los niveles salariales más bajos, esto agudiza la fragilidad del mercado laboral y pone en riesgo la dinámica del consumo.

De los 53.78 millones de ocupados reportados en el último, 1.14 millones de personas tienen ingresos de hasta un salario mínimo y 1.17 millones cuentan con más de uno y hasta dos salarios mínimos.

Contrario a ello, el CEESP apuntó que el conjunto de ocupados que perciben ingresos de más de dos y hasta tres salarios mínimos se redujo a 1.2 millones de personas.

Y aunque el segmento de ocupados con ingresos de más de tres y hasta cinco salarios mínimos aumentó en 381,109, el grupo de quienes reciben más de cinco salarios mínimos disminuyó en 357,215 personas.

"Evidentemente la precariedad del mercado laboral es un factor que puede contribuir a limitar un mayor ritmo de crecimiento de la actividad productiva del país, debido a que el consumo depende en buena medida de esto", expuso el organismo.

La necesidad de nuevos empleos se refleja también en la población desocupada que, de acuerdo con la cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), representa 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA), acotó.

A la población desocupada se le debe sumar la “subocupada”, grupo que concentra a las personas de 15 y más años que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más horas de trabajo de lo que su ocupación actual les permite, y ascendió a 3.83 millones de personas durante el segundo trimestre del año, de acuerdo con el CEESP.