Pepsi adquiere empresa para carbonatar bebidas

La empresa de bebidas, PepsiCo, anunció este lunes la adquisición de la compañía de israelí SodaStream por 3,200 millones de dólares, en un intento por aumentar el consumo en un mercado de bebidas sustentables y menos dañinas para la salud.

La compra de SodaStream, fabricante de máquinas para carbonatar agua con jarabes de diversos sabores, responde a una estrategia de diversificación parte para contrarrestar los impuestos al azúcar que distintos países han introducido para combatir la obesidad.

SodaStream, establecida en 1903 en Reino Unido, ofrece a los consumidores "la posibilidad de hacer bebidas de gran sabor y al mismo tiempo reducir la producción de residuos", dijo en un comunicado la directora ejecutiva de PepsiCo, Indra Nooyi, quien dejará su cargo después de 12 años.

Además de los beneficios a la salud de su producto respecto de los refrescos tradicionales, las botellas reutilizables de SodaStream son otra de sus fortalezas, pues promueve así la eliminación de los plásticos contaminantes.

Según el acuerdo, Pepsi pagará 144 dólares por acción de SodaStream en efectivo, lo que representa un alza de 10.9% con respecto al precio del cierre de los papeles de SodaStream el viernes en Estados Unidos y un alza de 32% a su promedio de 30 días.

Las acciones de SodaStream cotizaban con un alza del 10% a 143.02 dólares en las operaciones previas a la apertura del mercado este lunes. Los papeles de PepsiCo permanecían sin cambios.

El acuerdo, según lo informado por los directivos de la empresa refresquera, se cerrará en enero de 2019.