Confianza del sector privado, reto del próximo gobierno

Enrique Miranda

El próximo Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República de la próxima administración, Alfonso Romo, señaló que el reto de este futuro gobierno será darles a los empresarios la confianza para trabajar en conjunto por los objetivos del presidente electo.

El empresario hizo esta declaración durante la intervención que tuvo en el segundo día del Foro Estrategia Banorte 2018 inaugurado por el presidente del Consejo de Administración del grupo financiero. Romo indicó que será el sector financiero el principal motor de este sexenio.

Alfonso Romo explicó que, a partir de la creación de un entorno de confianza, México podría convertirse en “un paraíso para los inversionistas”, dado todo el potencial no explotado que tiene el país. Un ejemplo de esto es el 4% de crecimiento económico promedio que existe actualmente y sobre el cual preguntó “¿Por qué no el 8%?”, haciendo referencia a la maquinaria económica que no funciona a su máxima capacidad.

El empresario explicó que en la próxima administración le tocará coordinar cuatro grupos: el gabinete económico, de energía e infraestructura, gabinete social, de política interna y exterior. "Pero lo más importante será la relación que voy a tener con ustedes, con el sector privado. Es lo que a mí me gusta y me nace y es a lo que me he dedicado, la vocación no puede traicionarte las 24 horas del día”, señaló Romo.

“(Recuerdo que) faltaba mes y medio para las elecciones, y en las encuestas íbamos muy arriba, fue por ello que un día le dije al licenciado Obrador: los empresarios quizá no nos hagan ganar pero sí nos van a facilitar gobernar. El resultado fue una reunión con el Consejo Mexicano de Negocios en junio. Se abrieron las cartas de los dos. Se dijeron lo que se tenían que decir de una forma franca pero legal y ahí se despresionó la relación”.

El empresario ahondó en ejemplos de sectores económicos que reflejan esa capacidad mal aprovechada. Habló del superávit que tiene México en relación a Estados Unidos, que es de 600 billones de dólares, misma cantidad que representa el déficit que tiene nuestro país con China, el cual también podría reducirse, según Romo, 30 por ciento.

Recordó que, tanto en el cierre de campaña de Andrés Manuel López Obrador, como en su discurso cuando éste fue declarado virtual ganador de las elecciones, dijo: “yo juro que no voy a tener déficit fiscal y no voy a incurrir en más deuda”, una declaración que Alfonso Romo consideró extraordinaria. Este juramento de López Obrador, se logrará, de acuerdo con Romo, a través de más empresas disruptivas, que a su vez generarán más empleos.

Respecto al hilo conductor que tendrá el cambio de gobierno del presidente electo, Romo aseguró que se tratará de un cambio de gobierno que “viene con un lenguaje mucho más social” y que hará de México un país más competitivo.