Economista cuestiona programa económico venezolano

El programa de recuperación económica que anunció el presidente venezolano Nicolás Maduro a mediados de mes, sigue acumulando cuestionamientos por expertos en economía que lo ven inviable.

El economista Rodrigo Cabezas afirmó que el plan de recuperación no resuelve la recesión o la hiperinflación, y de hecho las agrava, pues el tipo de cambio será insostenible al no estar basada en la fortaleza de sus reservas internacionales.

Cabezas precisa que la serie de medidas anunciadas, en sentido estricto, no conforman un programa económico, pues no consideran aspectos fiscales, monetarios, cambiarios, de balanza de pagos y de producción, sin meta de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), de la inflación o de empleo, y sin solución al deterioro operativo y financiero de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Venezuela necesita "un programa de estabilización macroeconómica”, y uno monetario para detener la hiperinflación, además de que el programa petrolero “es vital para lograr la estabilidad política y social", dijo el economista, quien resaltó la importancia de deshacer el bloqueo financiero aplicado por Estados Unidos y la Unión Europea.

El programa que anunció el mandatario el 17 de agosto incluye, además de la reconversión monetaria, establecer como unidad de referencia económica a la criptodivisa Petro, con valor de 3,600 bolívares soberanos, y fijar el salario mínimo en 800 bolívares soberanos.

Cabezas, también profesor de la Universidad del Zulia, agrega que el programa económico requeriría de consenso que dé espacio a un ambiente político económico y social confiable entre el gobierno y sus actores políticos: "No saldremos de esta grave crisis sino hay consenso en un programa", sentenció.

Puntualizó que el programa no es creíble porque existe inconsistencia numérica, y cuestiona que se haya anunciado déficit fiscal cero al mismo tiempo que se incrementó el salario en 3,300%, sin contar otros aumentos.

Cabezas agregó que no hay que perder de vista la opción de tocar puertas del Fondo Monetario Internacional (FMI) a fin de volver a los mercados internacionales: "Hay un izquierdismo furibundo que no se ha dado cuenta de que Venezuela es miembro del FMI y que tiene que cumplir temas estatutarios".