Coca-Cola apuesta por el café, compra Costa Coffee

La empresa de bebidas Coca-Cola compró este lunes la cadena británica de café Costa Coffee por 5,100 millones de dólares a la compañía de hoteles y bebidas Whitbread, quien adquirió la cadena en 1995.

El CEO de Coca-Cola, James Quincy declaró para CNN Money: "las bebidas calientes son uno de nuestros pocos segmentos del panorama de bebidas donde Coca-Cola no tiene una marca global”, para lo cual Costa le dará acceso al mercado.

En un comunicado, la compañía mencionó que este trato les dará "una plataforma fuerte de café a través de Europa, Asia del Pacífico, Medio Oriente y África, además de la oportunidad de extenderse a otros lugares”.

Quincy también señaló que esta es una estrategia de café y no de ventas. Respecto a esto, varias empresas también han incursionado en el mercado del café, un ejemplo de ello fue Nestlé y Starbucks cuya alianza global se cerró la semana pasada por 7,200 millones de dólares, mientras la marca de café de JAB Holdings, Keurig, también unió fuerza con Dr Pepper Snapple.

El trato entre Coca-Cola y Costa Coffee pondrá a la cadena como competidor directo de Starbucks, empresa que cuenta con 28,000 tiendas en todo el mundo y una importante presencia en China, uno de los principales mercados. Frente a esto Costa Coffee cuenta con 3,882 sucursales, de las cuales 452 están en China, segundo lugar con más tiendas luego de Reino Unido que tiene 2,467.

A esta situación se agrega que ambas cadenas han diversificado su oferta al segmento de comida, logrando que su menú y rango de productos sea similar. Además, la alianza de Coca-Cola llega mientras que Starbucks enfrenta una saturación en su territorio local, pues al haber sucursales en cada esquina, éstas se roban las ventas entre sí.