Coparmex exhorta a invertir más en sector energético

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) celebró que la próxima administración federal, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, se muestre comprometida con aumentar la inversión energética para elevar la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El organismo empresarial calificó como acertada la decisión de invertir 175,000 millones de pesos para rescatar e impulsar el sector energético del país. No obstante, consideró que la decisión más oportuna es la de invertir 75,000 millones para la exploración y perforación de pozos petroleros, para elevar su producción en Pemex y sumar 2.6 millones de barriles diarios.

La cúpula empresarial, a cargo de Gustavo de Hoyos, expresó su preocupación por que la inversión no corresponda a una estrategia planeada, con el objetivo de maximizar los beneficios de ambas empresas del Estado.

“La CFE y Pemex deben seguir desempeñando un papel toral en el sector y se necesita una estrategia nacional de altas miras y largo aliento para fomentar un sector energético pujante”, apuntó.

Destacó que los presupuestos de la CFE y Pemex ha sufrido recortes, sólo en 2016 se calculó en 2,500 y 100,000 millones, respectivamente, reducción que representó un impacto negativo, porque la CFE registró pérdidas superiores a 39,000 millones de pesos y Pemex de casi 50,000 millones en el primer semestre del año.

El caso de Pemex es especialmente grave, pues con el recorte de 100,000 millones de pesos se reportó una reducción de 22% de su gasto programable. De ahí que ha dejado de invertir en proyectos para el desarrollo y mantenimiento de campos y pozos petroleros, es decir, en proyectos que podrían incrementar sus ganancias.

La Coparmex acotó que la falta de recursos también ha impedido el desarrollo de los complejos necesarios para aprovechar las áreas de explotación reservadas en la “Ronda Cero”, mismas que tenían el más alto potencial productivo.

Por otra parte, el organismo también se mostró preocupada por la falta de una propuesta respecto a formas limpias de energía y, sobre todo, el clima de incertidumbre que se ha generado en torno a la continuidad de la reforma energética aprobada en 2013.

“Derivado de los altos montos de inversión que el sector requiere, creemos que la administración entrante, debe ser cautelosa con los anuncios que pudieran deteriorar la necesaria confianza en el sector”, manifestó.