Centrarse en refinación, negativo para Pemex: Moody's

El plan de nuevo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador para acabar con las exportaciones de petróleo de Pemex y propiciar un modelo centrado en la refinación es negativo para la calidad del crédito de la empresa y del país, concluyó la agencia Moody’s.

“Pemex quedaría expuesta a una mayor volatilidad cambiaria, ya que sus ingresos por la venta de combustibles serían en pesos mexicanos, mientras que el 87% de su deuda de 104,000 millones de dólares a junio de 2018 está en dólares estadounidenses u otras monedas fuertes”, explicó Nymia Almeida, vicepresidente senior de Moody’s.

“El nuevo plan también podría obligar a Pemex a importar crudo, lo que aumentaría el riesgo de flujo de efectivo y cambiario”, añadió.

La agencia dijo que acabar con las ventas de petróleo al exterior de la empresa podría privar al gobierno de ingresos equivalentes a un 2% del Producto Interno Bruto.

Pemex en la actualidad tiene una calificación de Baa3, con perspectiva estable, un escenario como éste puede llevarla hasta B3.

El nuevo plan podría obligar a Pemex a importar crudo, lo que aumentaría el riesgo de flujo de efectivo y cambiario, añadió.

“Sí puede tener repercusiones sobre la calificación y poner algo de presión a la baja en la calificación si es que no se encuentra un sustituto (para los ingresos petroleros) y si se da este cambio en el funcionamiento de Pemex que corta los ingresos al gobierno federal”, dijo Jaime Reusche, analista de México en Moody's.