Fitch anticipa aceleración en economía mexicana en 2019

La calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings anticipa una aceleración en la económica mexicana durante 2019, conforme se disminuyan las tensiones comerciales y se tenga claridad de las políticas de la nueva administración federal.

En un reporte publicado este viernes, indicó que esperan una ligera aceleración en 2019 a medida que disminuyan las incertidumbres relacionadas con el comercio y las políticas de la nueva administración elegida; entre estas incertidumbres resueltas se encuentra la resolución del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, conocido como T-MEC o USMCA, por sus siglas en inglés.

Fitch recordó que recientemente redujo su expectativa de crecimiento económico para México en 2018 de 2.4 a 2%, sin embargo, la administración entrante ya indicó que los factores económicos clave, como la autonomía del banco central y los tipos de cambio flexibles, se mantendrán como parte de los objetivos de política establecidos.

Añadió que si bien los tres gobiernos constituyentes han aceptado provisionalmente el T-MEC, éste aún requiere la aprobación legislativa y, por lo tanto, persisten las incertidumbres políticas sobre la aprobación del nuevo tratado.

“La forma actual del tratado está en línea con el escenario base de Fitch de un acuerdo comercial renegociado, manteniendo la mayoría de los principios preexistentes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sin efectos negativos significativos para el comercio o la inversión, que permanece sin cambios”, indicó.

Agregó que la aprobación del Tratado eliminará los riesgos de abrogación y aranceles del TLCAN que han amenazado el crecimiento económico de México y, por extensión, la rentabilidad, la calidad de los activos y el capital de las instituciones financieras mexicanas.

La calificadora dijo que el acuerdo permitiría a las instituciones financieras operar plataformas digitales alternativas o en línea, sin la necesidad de oficinas o sucursales de representación física, en otros países que son parte del tratado USMCA.

Agregó que si bien el tratado mitigaría significativamente los riesgos macroeconómicos relacionados con el comercio, sigue siendo incierto cómo las disposiciones clave relacionadas con la industria automotriz de México afectarán al sector bancario.

La calificadora añadió que más allá de los problemas comerciales, el aumento de las tasas de interés, una mayor inflación y un crecimiento económico continuamente débil, podrían presionar la calidad de los activos, particularmente en los sectores de consumo y Pequeñas y medianas empresas (Pymes).