Telemedicina, su impacto positivo en la economía

La Secretaria de Salud señaló que implementar servicios de atención sanitaria a distancia, mejor conocida como telemedicina podría reducir el índice negativo del Producto Interno Bruto (PIB) en un 2.25%, ya que, de acuerdo con datos presentados por la dependencia, las enfermedades crónicas que necesitan cirugía por detección tardía representan una derrama económica de 80,000 millones de pesos, algo que podría evitarse con este nuevo método.

Alexis Nickin, especialista en temas de salud e implementación de telemedicina señaló que es urgente utilizarla como herramienta para prevenir y tratar enfermedades, tales como la diabetes mellitus.

“El ciclo de la diabetes y sus verdaderas consecuencias no están siendo visualizadas ni atendidas de la manera correcta, pues además de ser muertes prematuras por falta de atención médica y tratamientos oportunos, los costos sociales y económicos son muy altos”, explicó.

Para el especialista, la inclusión de la telemedicina, las videoconsultas y la implementación a nivel nacional del Expediente Clínico Electrónico (ECE) son cartas fuertes que deben aprovecharse para fomentar la salud de los mexicanos y reducir los costos que representan las enfermedades.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que gasta 80% de su presupuesto para atender únicamente cuatro enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, cáncer de mama y de próstata que se desarrollan por no ser atendidas a tiempo debido a la duración de los procesos médicos.

Desde su aparición en 2001, la telemedicina ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por permitir adaptar los avances tecnológicos y sus implicaciones a las necesidades de la población sin importar su ubicación mediante consultas a distancia que permiten detectar a tiempo las enfermedades crónicas de los mexicanos.