Cómo evitar que tu tarjeta sea clonada

Si eres de los que utilizará su tarjeta de crédito este fin de semana largo para aprovechar las promociones y ofertas que ofrecerán diversos comercios en el Buen Fin, es importante tener precaución para no ser víctima de clonación.

Estas son algunas recomendaciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para evitar la clonación de tu tarjeta.

1. No pierdas de vista tu tarjeta: al momento de los cobros es importante que te mantengas al tanto de tu plástico, solicita al personal de establecimiento que llevan la terminal hasta tu mesa en caso de estar en un restaurante o dirígete al área de pago, rectificando que tu tarjeta siempre esté a la vista y que vuelva a ti una vez realizada la transacción.

2. Lleva un registro de tus compras: tener claros los movimientos que realizaste evitarán desagradables sorpresas. Puedes comparar tu listado de compras con el estado de cuenta, si notas algún movimiento extraño repórtalo de inmediato.

3. Evita disponer de efectivo con el plástico: resulta un financiamiento caro, y en caso de hacer uso de ello cerciorarte de que no haya ningún dispositivo adicional instalado en el lector de tarjetas.

5. Mejor con chip: la institución señaló que entre las ventajas que ofrecen las tarjetas con chip es que este no puede clonarse como sucede con las tarjetas magnéticas al tratarse de un microcircuito es posible almacenar información del cliente y vincularla al plástico con un número confidencial, el cual será necesario para realizar pagos por este medio, sustituyendo así a la firma convencional, reduciéndose la incidencia de fraudes.

La Condusef recuerda que de haber sido víctima de la clonación de tarjeta, es decir, que haya operaciones que no se reconocen el usuario tiene hasta 90 días, contados a partir de la fecha en que se realizó el cargo, para hacer la reclamación.

Asimismo refirió que el Banco de México (Banxico) obliga a las instituciones financieras a liberarte del pago y a devolver el monto de la transacción dentro de los cuatro días hábiles posterior al reclamo.