Aprovecha el seguro de tu auto para combatir desabasto

0

Algunos seguros de auto incluyen el servicio de asistencia vial, estas son 4 recomendaciones ante la contigencia de combustible

El desabasto de gasolina que afecta a diversos distribuidores del país ha llevado a muchos consumidores a hacer compras de pánico. De acuerdo con el director de operaciones de Coru.com, Iván Hernández “si tu auto se queda sin gasolina hay coberturas de asistencia vial que te apoyan en el abastecimiento de emergencia, pero sólo si se indica en la póliza, por lo general el envío es gratuito aunque está limitado a 5 o 10 litros”.

Ante este panorama, la compradora de servicios financieros brinda las siguientes recomendaciones ante la contingencia de combustible:

1. Usar la asistencia vial de auto contratado

Si tienes contratada la asistencia vial, puedes solicitar a tu aseguradora el servicio de asistencia y envío de gasolina. Éste no tiene costo, pero puede ser que la gasolina sí, de modo que tendrías que pagar el combustible. El límite es de 5 hasta 20 litros.

2. Revisar las restricciones del seguro de auto y la asistencia vial

Este tipo de cobertura se ofrece en autos no mayores a 15 o hasta 20 años. En algunos casos se puede ampliar a modelos más antiguos, siempre que la aseguradora lo autorice.

3. Averiguar otro tipo de seguros de asistencia vial

Los seguros asociados a tarjetas de crédito departamentales y de telefonía fija son llamados planes de protección familiar y suelen ofrecer servicio de asistencia vial. Pero si eres tarjetahabiente de algún banco o cadena departamental, revisa si el contrato incluye este seguro.

4. Revisar qué gasolina es la más conveniente para el automóvil

La gasolina Pemex Premium es la más cara porque idealmente provoca menos daño en los motores modernos y mejora el rendimiento. Pero si tienes un auto con octanaje bajo, usar otra gasolina no garantiza un mejor rendimiento.

Si quieres ahorrar gasolina, estas son algunas recomendaciones generales:

– Si no es necesario no uses el aire acondicionado por más de 15 minutos.
Evita acelerar más de lo habitual y mantén una velocidad constante.
No dejes encendido el vehículo por mucho tiempo.
No lleves sobrepeso ni fuerces la marcha.
Infla bien los neumáticos para evitar desgaste.
Integra un aditivo que ayude a una mejor combustión al menos una vez al mes.