Sector empresarial evalúa posibles daños por desabasto

0

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, dijo que ya realizan en el organismo un balance entre los daños por la falta de combustible y las formas en que se pueden minimizar mediante un esfuerzo interno de las empresas, a fin de canalizar más rápido la distribución de mercancías e insumos.

Tras señalar que se han reportado afectaciones por alrededor de 10 mil millones de pesos, expuso que de ellos en torno al comercio son de unos 4 mil 400 millones de pesos y del campo unos 5 mil 500 millones.

Entrevistado en el marco del 30 aniversario de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), comentó que espera que pronto se pueda resolver esta situación porque “se empiezan a tener problemas en la distribución de los alimentos e insumos en la industria de la construcción”.

Sobre si habrán alzas en los precios, mencionó que no necesariamente. “En una economía, cuando hay escasez, puede existir un problema de precios, pero no lo estamos viendo. Estamos haciendo un esfuerzo de administrar la distribución con inventarios y ser responsables”.

En ese sentido, el presidente del CCE hizo un llamado a todos a ser responsables en esta crisis y tratar de salir lo más rápido posible de ella: “Por eso es importante conocer por parte de la Secretaría de Energía el plan y el escenario de resolución, de tal forma que podamos administrar lo mejor posible con lo que tenemos”.

Recordó que los empresarios han puesto a la disposición de Pemex activos (pipas) para poder coadyuvar; es necesario mejorar la logística de los centros de distribución de esa empresa y es importante encontrar una solución para los ductos.

Y es que, comentó el empresario, está empezando a haber problemas para los camiones que transportan de 15 toneladas en adelante productos alimenticios del campo a los centros de distribución, a las centrales de abasto, supermercados y pequeños comercios.

“Se puede usar la plataforma estadunidense de la frontera para traer más rápidamente combustibles. Hay que evaluar los costos, pero para una emergencia puede ser una solución de cortísimo plazo“.

“De mediano plazo tenemos que construir más centrales de almacenamiento y distribución públicas y privadas, de tal forma que tengamos más inventario. Cualquier país tiene 15 o 30 días de inventarios. Nosotros tenemos dos o tres por falta de infraestructura de Pemex. Eso nos deja vulnerables”, puntualizó.