AMDA pide mantener decreto a importación de autos usados

0

La industria no dejará de insistir en que es factible mejorar el esquema de regulación

La industria automotriz en México pidió al gobierno federal mantener el decreto que regula la importación de autos usados. Debido a su impacto positivo en el orden fiscal, de seguridad pública y ambiental, piden ajustar las reglas generales del comercio exterior.

El director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales Zárate, reveló que los diferentes organismos de la industria han pedido a las autoridades no relajar la disciplina en esa materia.

De acuerdo con datos oficiales, en 2018 se registró un incremento del 14.7% de unidades usadas importadas de Estados Unidos para cerrar el año con 141 mil 752 unidades, 18 mil 114 más que en 2017.

Explicó que este incremento es preocupante, pues aún no se llega al millón 300 mil vehículos de 2006 y revela la efectividad del decreto todavía vigente.

El director de la AMDA recordó que los importadores encontraron desde 2017 la forma de evadir la ley y empezaron con prácticas ilícitas que aún persisten para hacer llegar a México vehículos fuera de las especificaciones del decreto.

“A lo largo del año, insistimos ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en la necesidad de hacer un ajuste en las reglas generales de comercio exterior, a fin de frenar la defraudación que se presenta en la importación de vehículos usados”, subrayó.

El problema del comercio exterior

Rosales Zárate resaltó que los importadores de “chatarra” usan títulos de propiedad que no cumplen con los estándares impuestos por la normatividad y ante una limitante de la definición de las reglas del SAT se permite su utilización para validar la importación de vehículos que ya en la Unión Americana fueron incluso declarados pérdida total.

En entrevista con medios declaró que en la administración anterior “no fue posible lograr la modificación, por eso hoy estamos ya tocando la puerta con las nuevas autoridades, explicando lo que ocurre en la comercialización de vehículos usados”.

De ahí que las asociaciones mexicanas de la Industria Automotriz (AMIA) y de Distribuidores de Automotores (AMDA), así como la Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) piden se mantenga el esquema de control.

“Si bien no dejaremos de insistir en que es factible mejorar el esquema de regulación, los datos de importación comprueban que contar con un marco regulatorio como el que da el actual decreto es un esfuerzo que debe mantenerse por su impacto positivo, pero sobre todo por el orden fiscal, de la seguridad pública y de la mejora de la situación ambiental”, concluyó.