Inicia rescate del sector petrolero: Rocío Nahle

0

Ya se entregaron las cartas de licitación de la nueva refinería, para lo cual Pemex ya cumplió todos los requisitos que exige la actual ley

Rocío Nahle García, titular de la Secretaría de Energía (Sener), anunció el inicio del rescate del sector petrolero con la rehabilitación de las seis refinerías existentes y la operación de una nueva.

La ceremonia conmemorativa de la expropiación petrolera se realizó en la refinería de Tula, Hidalgo, y fue encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Durante el evento, se dio el inicio formal del proceso de licitación de la próxima refinería en Dos Bocas, Tabasco, que tendrá una capacidad de 340 mil barriles por día.

“Hoy la Cuarta Transformación está en marcha, y esta obra es del tamaño que nos demanda la Patria; es de la dimensión que necesita nuestro pueblo y es el reto al que nos enfrentamos los mexicanos, porque somos capaces y porque vamos a retomar el rol que nos corresponde”, añadió Nahle.

La titular apuntó que ya se entregaron las cartas de licitación de la nueva refinería, para lo cual Petróleos Mexicanos (Pemex) ya cumplió todos los requisitos que exige la actual ley, mediante la cual se pide un permiso oficial y un estudio.

Detalló que el proceso de licitación de la nueva refinería de Dos Bocas se llevó a cabo por medio de invitación restringida; para esto, Pemex seleccionó a las mejores empresas del mundo en construcción de refinerías.

►TE PUEDE INTERESAR►PETROLERA LIFTING DE MÉXICO INVERTIRÁ 66 MDD EN NUEVOS POZOS

Escogió a aquellas que demostraron tener experiencia en la ejecución de este tipo de obras, capacidad técnica y económica, calidad, códigos de ética comprobados.

Mencionó que este pasado lunes se entregaron las invitaciones a cuatro empresas: Consorcio Bechtel-Technit, Consorcio Worley Parsons con Jacobs, la empresa Technip y la empresa KBR.

De acuerdo con la instrucción presidencial, dijo, en las bases de licitación se contemplaron algunos requisitos, como el contenido nacional con un mínimo de 50%, con lo cual se garantiza la transferencia tecnológica y que el personal que se contrate sea mexicano. El límite de construcción se fijó en tres años.