Diciembre, celebraciones que retan por un mundo mejor

0

Debido a una razón que desconozco, el mundo latino se caracteriza por celebrar con gran algarabía cualquier motivo, el disfrute es lo nuestro, tal vez como un acto reflejo disuasivo para conservar el optimismo y la felicidad a pesar de que las situaciones que enfrentamos sean en extremo adversas

ELOY RODRÍGUEZ ALFONSÍN*

Debido a una razón que desconozco, el mundo latino se caracteriza por celebrar con gran algarabía cualquier motivo, el disfrute es lo nuestro, tal vez como un acto reflejo disuasivo para conservar el optimismo y la felicidad a pesar de que las situaciones que enfrentamos sean en extremo adversas.

Más allá de las líneas introductorias, no pretendo hablar de festividades, sino de celebraciones conmemorativas de gran calado. La semana pasada estuvo plagada de días internacionales y días mundiales que, sin lugar a dudas, plantean un abanico de reflexiones y oportunidades en responsabilidad social.

La diferencia entre los días internacionales y los días mundiales es que los primeros son propuestos por los Estados miembro de la ONU mientras que los segundos son iniciativa de instituciones especializadas de Naciones Unidas.

El mes inicia con la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida (1 de diciembre), el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud (2 de diciembre), el Día Internacional de las Personas con Discapacidad (3 de diciembre), el Día Internacional de los Voluntarios (5 de diciembre) y, el Día Mundial del Suelo (5 de diciembre).

Todos estas conmemoraciones tienen el objetivo de crear conciencia en torno a una problemática concreta, temas pendientes que la humanidad en su conjunto debe resolver o fomentar para el bien de sí misma. Por ello, es valioso enfatizar la importancia de ser promotor de esta agenda de celebraciones como una entidad socialmente responsable.

Para ser consistentes con estas conmemoraciones, aquí unos consejos que podemos adoptar en adelante.

Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Revisemos nuestras políticas de inclusión laboral y no discriminación, descartemos la insana práctica de pedir exámenes de Sida a los aspirantes a obtener empleo, fomentemos entre nuestros colaboradores talleres de educación sexual y salud reproductiva, pugnemos por tener políticas públicas de atención de bajo costo a personas infectadas y compartamos información a nuestra cadena de valor.

Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud. Atendamos temas sensibles en nuestras prácticas de abastecimiento, ya que en ocasiones los insumos o materiales que adquirimos podrían estar siendo elaborados bajo prácticas laborales deplorables, jornadas extendidas y condiciones inhumanas que bien podrían calificarse de esclavitud moderna. Démonos la oportunidad de elegir bien a nuestros proveedores o aliados, no fomentemos prácticas laborales denigrantes para la condición humana aunque ello lleve implícito no poder “abaratar” ciertos costos, pues el precio de esta práctica suele ser muy caro.

Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Promovamos un trato igualitario e inclusivo, revisemos nuestro catálogo de puestos y contrastémoslo con discapacidades específicas para fomentar el empleo focalizado y lograr una verdadera inclusión sacando adelante el potencial de cada persona. Cada vez que sea posible, promovamos la subsidiariedad sin perder de vista que la ayuda filantrópica, en ciertos casos, es el único recurso para proveer niveles de bienestar dignos para las personas con discapacidad.

Día Internacional de los Voluntarios. Ser voluntario le deja más al voluntario. La práctica del voluntariado tiene efectos personales inimaginables, promovamos en nuestra organización la donación de tiempo pues el trabajo no remunerado en bien de las personas o del planeta siempre trae dividendos personales y organizacionales sumamente valiosos. Ojo, alentemos prácticas de voluntariado en función del potencial de cada quien y de nuestra organización, hagamos caso del viejo refrán “zapatero a tus zapatos”.

Día Mundial del Suelo. Recordemos que la Tierra y sus recursos son finitos, establezcamos medidas de conservación, recuperación y saneamiento de suelos. Desalentemos el uso indiscriminado del suelo siendo selectivos en nuestra toma de decisiones de compra o abastecimiento ya que, si seguimos deteriorando el suelo como hasta ahora, en 2050 necesitaremos dos planetas y medio para abastecer las necesidades de la humanidad. Más allá de ser un tema de responsabilidad social, éste es un tema de sobrevivencia humana, especie que por cierto no le hace ninguna mella al equilibrio ecológico si un día deja de existir.

Colofón

Las conmemoraciones decembrinas continúan. Mañana 9 de diciembre se celebra el Día Internacional contra la Corrupción, un lastre que cuesta 1.5 billones de pesos anuales a México y repercute desfavorablemente en el desarrollo armónico y sin violencia del país.
El 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos y el Día Internacional de los Derechos de los Animales, coincidencia que me deja sin palabras, reflexione usted.

*Director ejecutivo de Promotora ACCSE, consultoría líder en responsabilidad social y desarrollo sustentable.
Únete: @accsemx y facebook.com/accsemx