Cualidades que deben buscarse en los sucesores de la empresa familiar

SALVADOR CERÓN AGUILAR

A partir de la estructura y perfiles de las familias, pero igual desde los procesos y estructuras de las empresas a las que se busca dar continuidad, deberán derivarse los perfiles y evaluar las posibilidades y los candidatos, tanto internos como externos, de los que puede echar mano una organización empresarial o una familia emprendedora.

¿Qué buscar en el perfil de sucesores?

  • Competencias de conocimiento y experiencia
  • Habilidades de gestión y liderazgo
  • Capacidades y actitudes conductuales
  • Valores y motivaciones
  • Capacidades sociales e intelectuales
  • Nivel cultural y reputación
  • Identificación con los valores familiares
  • Capacidad para integrar y mantener la unidad
  • Prudencia y laboriosidad
  • Honestidad y lealtad
  • Responsabilidad personal y social
  • Visión de negocio y liderazgo transformador

Perfiles a desarrollar en la sucesión

  • Dueño responsable; es fundamental que los sucesores tomen conciencia y desarrollen actitudes que aseguren su desempeño como cabezas ejemplares en sus respectivas organizaciones. “No se puede pedir a otros lo que no se está dispuesto a dar”.
  • Emprendedor visionario; la sucesión siempre implica la capacidad de mantener e incrementar la generación de valor y el valor no es más que consecuencia del emprendimiento y la asunción de riesgos. “Sólo el que emprende y conquista merece el reconocimiento y el disfrute de los logros”.
  • Profesional competente; siendo los atributos de la competencia el entender las situaciones, saber qué hacer en cada caso y tener la capacidad de hacerlo, resulta conveniente alinear los recursos disponibles para conseguir que los sucesores sinteticen estas tres competencias. “No hay competencia sin una inteligencia bien formada y una voluntad templada”.
  • Propietario prudente; saber tener es una virtud que se consigue con educación, sensibilidad y buen juicio. No es prudente el que no invierte cuando debe hacerlo o quien emprende en lo que no conoce. Invertir, emprender y gobernar requiere desarrollar el hábito de saber preguntar. “Es necesario formar las competencias debidas al estado de cada uno”.
  • Persona confiable; no hay buenos resultados ni éxito en la continuidad de una empresa que no pase por una persona responsable de sus ejecuciones y confiable por su criterio y los valores que lo orientan. “Nadie da ni consigue lo que no tiene o hace”.

*Presidente de STF Consulting Group
insights@stf.com.mx