10 causas que llevan a tu empresa al fracaso

CATALINA MEJÍA BALCÁZAR
Integrante de la Comisión de Desarrollo de Auditoría del Colegio de Contadores Públicos de México

La mayoría de las veces se habla en sentido positivo de lo que deberíamos hacer para evitar pérdidas en las organizaciones, pero en esta ocasión comentaremos 10 errores y omisiones cometidos por los empresarios que pueden propiciar al fracaso a su empresa en poco tiempo. Las siguientes causas deben de interpretarse a la luz del tipo y tamaño de organización.

1. Falta de un Código de conducta organizacional

Permitir que la cultura organizacional se forme solo con la suma de las voluntades de cada uno de los colaboradores que participan en la organización puedan cometer actos poco éticos que puedan llevar a la organización a perder credibilidad ante sus clientes y desprestigio en un entorno globalizado.

Se debe fomentar actuar con integridad y honestidad en todos los ámbitos y sobre todo que la alta dirección y sus colaboradores sean responsables de sus acciones.

2. No involucrar a todos los niveles jerárquicos

El correcto diseño de la Planeación estrategia debe de ir de la mano con la participación de quienes serán los ejecutores de las acciones necesarias para llevar a acabo los objetivos organizacionales, ya que en caso contrario una causa del fracaso para su cumplimiento puede ser la falta de identificación de los responsables de cada departamento por no haber estado involucrado en su diseño y visualizar de manera aislada sus objetivos del resto la organización.

3. Querer enriquecerse, empobreciendo a la organización

Recordemos que los accionistas y la organización son entidades distintas, y por lo tanto el accionista no puede disponer de manera arbitraria de los bienes y recursos con los que cuenta la organización, algunos ejemplos:

  • Pago de emolumentos por cantidades elevadas
  • Pago de viáticos a directivos por vacaciones personales
  • Préstamos a socios y/o alta dirección sin cobro de interéses
  • Pago de dividendos sin utilidades contables

4. Confiar totalmente en los estados financieros internos

Los estados financieros deben de servir de base para la toma de decisiones del empresario. Sin embargo en algunas ocasiones existen omisiones en el registro contable por ejemplo:

  • Pasivos omitidos: financiamientos extralibros, pagos a proveedores sin provisión del pasivo, etc.
  • Activos fijos no existentes
  • Ingresos ficticios: Generados por el área de ventas el pago de bonos comerciales

Por ello, es importante que el empresario se capacite en analísis financiero e indicios de fraude en los estados financieros y/o en su caso la contratación auditoría externa que le proporcione certidumbre de la información financiera presentada por su contador.

5. Incumplir leyes y regulaciones

Algunos de los empresarios en México tienen una especial preocupación por el cumplimiento de las leyes hacendarias omitiendo en algunos casos el cumplimiento otras entre ellas la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, sus disposiciones son aplicables a todas las personas físicas o morales que lleven a cabo el tratamiento de datos personales en el ejercicio normal de sus actividades normales.

Esta ley prevé sanciones que parten desde los 100 salarios mínimos generales hasta la privación de la libertad para quien haga uso indebido de dichos datos personales con ánimo de lucro. Otras son Ley General de Sociedades Mercantiles y el Código de Comercio que describen la obligación de contar con los libros corporativos.

Por lo expuesto anteriormente, el incumplimiento puede originar pagos de multas, sanciones y todo tipo de gratificaciones que por negligencia o desconocimiento de quienes administran pueden llevarlo a pérdidas importantes o al fracaso.

6. Carecer de un auditor interno

Si bien es cierto que la auditoría externa puede ayudar a identificar problemas de control interno y descubrir algún tipo de fraude que se haya cometido, este tipo de auditorías solo ayudan a descubrir el 4% aproximadamente de los fraudes cometidos.

El auditor interno tiene profundo conocimiento de los colaboradores, la operación y las actividades que deben de desarrollarse de acuerdo a los objetivos y puede realizar auditorías periodicas. Lo que convierte a este tipo de auditor un puesto clave en la prevención y detección de fraudes, así como identificar desviaciones a los controles internos implementados.

7. Creer que sus familiares son los mejores

Es muy importante evaluar que cada puesto clave dentro de la organización sea la persona adecuada para el puesto, es decir que reuná los requisitos académicos y de experiencia necesaria para la consecución de los objetivos, independientemente si es familiar o no; ya que debido a la confianza que tienen al ser familiares pueden perder la objetividad, la visión del negocio, propiciar que se comenta un fraude y así poner en riesgo su permanencia en el mercado.

8. No contar con una Guía de Políticas Corporativas

Cuando el empresario no tiene definidas las líneas de acción generales mínimas que espera por cada uno de los departamentos de la organización es fácil de que los colaboradores adopten costumbres y prácticas no establecidas de manera formal por la alta dirección y en algunos de los casos obteniendo beneficios personales en perjuicio de la organización.

9. No dar importancia al Control Interno

Algunos de los empresarios consideran que efectuarían un gasto en lugar de una inversión cuando se propone mejorar el control interno, cuando algunos de beneficios son:

  • Transparencia y estandarización de las operaciones con el propósito fundamental de ayudar a la organización a lograr sus objetivos, así mismo contribuye a la seguridad integral, estableciendo y evaluando los procedimientos administrativos, productivos, contables y financieros.
  • Detecta irregularidades y errores en todos los niveles de autoridad.
  • Favorece la identificación de áreas para reducción de gastos y aumento de utilidades.

10. Carecer de una estructura de Gobierno Corporativo

Las empresas familiares tienen el desafío de crecer, madurar y permanecer en el mercado a lo largo del tiempo y para ello es importante conocer el ciclo de vida de la empresa familiar que le permita al empresario tomar las medidas necesarias para superar cada una de las etapas de crecimiento y sobre todo buscar mecanismos que permitan su permanencia en el tiempo, para ello la implementación de Gobierno Corporativo facilitará dicha consecución.

Beneficios:

  • Trascendencia y crecimiento de la empresa.
  • Transparencia en las operaciones.
  • Planteamiento de los objetivos y estrategias definidos.
  • Códigos y políticas claros que logran control.