Devaluaciones y negocios familiares

RICARDO FAINSILBER*

En México, como en Latinoamérica y otros países con economías emergentes, las devaluaciones son parte del ciclo de la vida. Son una realidad inevitable y en este momento estamos pasando por una alta inestabilidad en los mercados, la cual ha causado una fuerte y extendida devaluación del peso.

Y por muy acostumbrados que estemos los mexicanos a saber que las devaluaciones suceden, no es menos estresante para los líderes de negocios enfrentarse a una situación como la actual. Debido a sus características y la naturaleza de su negocio, ciertas empresas familiares son mas vulnerables que otras a fluctuaciones cambiarias. Además, el valor simbólico del dinero genera reacciones emocionales enteramente irracionales de diversas magnitudes.

Existen posibilidades y opciones para que los negocios familiares puedan encarar este tipo de situaciónes de manera más eficiente. El punto más importante a desarrollar es una flexibilidad organizacional y los aspectos que más afectan dicha característica son: la etapa de ciclo de vida del negocio, el rol del fundador y la profesionalización.

Una empresa familiar puede ser mas flexible cuando el fundador establece valores, filosofía y una identidad sólida. La flexibilidad es mayor en etapas mas avanzadas del ciclo de vida de la empresa y si además esta cuenta con procesos de toma de decisión mas formalizados, hacen que su operación sea mas autónoma. Esto ayuda a que los directivos tengan mayor autosuficiencia en sus decisiones y así poder embestir problemas directa e inmediatamente.

Por otro lado, algunas características que deterioran la flexibilidad organizacional y que son comunes en empresas familiares son: centralizar la toma de decisiones, alta informalidad, poca profesionalización, no incorporar directivos externos a la familia y no tener asesores externos. Estos puntos generan que la empresa sea muy homogénea en cuanto a su perspectiva, reduciendo la visión y limitando su capacidad de reacción.

La clave para que los negocios familiares sobrevivan a las devaluaciones yace en su capital humano. El tener un equipo directivo con mayor diversidad, además de contar con asesores externos, procesos establecidos y un equipo directivo profesionalizado, incrementan la probabilidad de éxito, incluso ante devaluaciones.

Como cualquier negocio, las empresas familiares están expuestas a factores del entorno económico en el que se desenvuelven. Sin embargo, analizando las características particulares de las compañías familiares podemos encontrar peculiaridades que ofrecen opciones para manejar situaciones complejas, mismas que además son usuales en el ciclo de vida de un negocio.

*Director de Fainsilber Asesores
www.fainsilberasesores.com