Ciclos de vida en la empresa familiar (segunda parte)

RICARDO FAINSILBER*

Examinemos las etapas de desarrollo del aspecto de propiedad de un negocio familiar. La estructura de propiedad en un negocio familiar tiene una evolución natural debido a que una de las intenciones de la mayoría de los negocios familiares es mantener el negocio dentro de la familia. Sin embargo esta cambia progresivamente en cuanto a su estructura y composición.

Un aspecto importante en las empresas familiares es que si el negocio efectivamente se mantiene en la familia y además sobrevive transiciones intergeneracionales, la estructura de sociedad va a cambiar evolutivamente pasando por las siguientes etapas de vida:

1. Dueño controlador. En la etapa inicial de un negocio, el fundador es el dueño absoluto, manteniendo control y decisión total sobre lo que sucede en el negocio. Esta etapa se caracteriza por un compromiso importante del fundador con el negocio y una estructura de propiedad simple. El reto más importante en esta etapa es desarrollar una planeación de sucesión que permita al negocio sobrevivir a la siguiente etapa. A nivel personal el reto para el fundador es permitir la entrada de la siguiente generación, darle la autoridad y poder que necesitan para dirigir el negocio.

2. Sociedad entre hermanos. Aquí la propiedad y dirección de la empresa ha sido transferida a los hijos del fundador. Los retos de gobierno comienzan a aumentar al incrementar el número de gente involucrada en la dirección del negocio. Algunos de los retos en esta etapa son mantener armonía entre los hermanos, formalizar procesos de negocios, establecer canales de comunicación eficiente y de nuevo planear la sucesión.

3. Consorcio de primos. En esta etapa el gobierno de la empresa se vuelve bastante más complejo, no solo por el aumento en el número de familiares, sino también porque hay otros que no lo están. Tener diferentes gentes de distintas generaciones y diversas ramas de la familia de nuevo incrementa la complejidad de las relaciones interpersonales y la toma de decisiones. Encima de esto, si existieron conflictos o rivalidades entre los hermanos en la generación anterior, seguramente estos se vuelven problemas entre los primos. Algunos problemas comunes en esta etapa son el emplear o no a miembros de la familia, derechos de los accionistas, políticas de dividendos, roles de los familiares con el negocio y la resolución de conflictos.

*Director de Fainsilber Asesores