La psicología del emprendedor

RICARDO FAINSILBER

Todos los negocios familiares son generados por una persona que, inicialmente, es el motor de la idea. Este individuo, que posteriormente puede involucrar a su familia, tiene una forma particular de ver la vida, la cual lo lleva a decidir que la mejor opción es iniciar su propio negocio.

Sabemos, por estadística, que una abrumadora mayoría de emprendedores que inician un negocio fracasan. La pregunta es: ¿qué hace a un emprendedor ser exitoso?

Una característica psicológica encontrada refiere que un alto porcentaje de emprendedores describen a sus padres como débiles, ineficientes y física y/o emocionalmente ausentes. El crecer con un padre ausente no es ninguna cualidad, de hecho mucha gente que crece de esta forma se vuelve un adulto que no encuentra su camino en la vida.

Por otro lado, los hijos que crecen sin la autoridad paternal no sufren la inhibición de la curiosidad y tienen más espacio para desarrollar su creatividad. En ese sentido el crecer sin una alta presencia de un padre puede ser liberador. Eso puede explicar porque los emprendedores no necesitan una autoridad externa que les permita desarrollar sus ideas. Desde muy chicos aprenden que no pueden depender o confiar en fuentes externas para recibir apoyo, fuerza o cariño y por lo tanto prefieren crear su propio ambiente, sobre el cual tienen control.

El crecer con un padre ausente solo genera una predisposición a no seguir las reglas o respetar limites, pero no a ser emprendedores exitosos. Los exitosos tienen una característica particular: lograron cambiar su experiencia de crecer sin padre en una forma significativa, de tal manera que lograron resolver los problemas internalizados derivados de dicha experiencia y convertirlos en una oportunidad.

En otras palabras, estos emprendedores entendieron que se tienen que convertir en sus propios padres. Esto significa lo siguiente: todos internalizamos una cierta audiencia, un público que llevamos dentro compuesto por figuras importantes, principalmente nuestros papas y mamas. Nuestras vidas en cierta forma son representaciones que hacemos para dicho público. El proceso de individuación, elimina el actuar para dicha audiencia.

*Director y fundador de Fainsilber Asesores
www.fainsilberasesores.com