Es difícil poner fin a los malos hábitos financieros, ya sea porque los tienes desde la juventud o porque te falta saber más de finanzas personales. Aunque tengas las mejores intenciones, si no los corriges tendrás pocas oportunidades de cumplir tus metas.

Páginas