Zenith, 150 años de precisión

El pensador y líder nacionalista Mahatma Gandhi, el pionero de la aviación Louis Blériot, los legendarios Rolling Stones y Felix Baumgartner, quien rompió la barrera del sonido con un salto al vacío desde la estratósfera; todos ellos han dejado su marca en la historia y lo han hecho acompañados por un reloj Zenith.

Caminar con el hombre en su búsqueda por hacer un cambio en el mundo es parte del ADN de la firma desde que Georges Favre-Jacot la fundó con sólo 22 años de edad en la ciudad suiza de Le Locle con la misión de combinar los procesos industriales y artesanales para crear el mejor cronometrador en el país que es famoso por su relojería.

Desde 1865 a la fecha, Zenith, propiedad del grupo de productos de lujo LVMH, ha acumulado poco más de 2 mil 333 premios de cronometría, lo que la convierte en la marca más galardonada en el ámbito de la precisión.

“Siempre tratamos de tener el mejor desempeño, no para nosotros sino para el reloj en sí mismo, para que puedas llevarlo contigo a donde quiera que vayas”, menciona Aldo Magada, CEO y presidente de Zenith.

El directivo menciona que la meta de la firma en la actualidad es ser “el mejor compañero para las personas que quieren lograr algo; puede ser grande como lo de Baumgartner o podemos ser tú o yo; queremos alcanzar una meta, por nosotros, nuestra comunidad o familia”.

Un reloj de lujo es una pieza que perdura y que incluso pasa de una generación a otra. Cuando se trata de diseño, para enfrentar el paso del tiempo es necesario crear piezas clásicas y atemporales; algo que la firma siempre tiene en mente.

“Se trata de una inversión de cerca de 10 mil dólares y lo que quieres a cambio es tener un valor, no se trata sólo del momento en que lo compras, sino que en 5 o 10 años después cuando lo pones en tu cajón tienes la seguridad de que aún se ve bien y no es algo que puedas decir de muchos relojes”, expresa Magada.

El tradicional reloj analógico también posee un encanto inigualable, “se trata de un accesorio íntimo porque está encontacto con tu piel y al ver la carátula, además de la hora, puedes mirar hcia el pasado y el presente, recordar rápidamente lo que hiciste en la mañana y pensar en lo que esperas lograr en el futuro. Es una poderosa máquina de sueños porque te proyecta a ti y tus sentimientos más que cualquier otra cosa, es por ello que la tecnología (relojes inteligentes) no va a reemplazarlo”.

Esto no significa que la compañía se mantenga ajena a integrar los nuevos avances a sus relojes, aunque no en forma de smartwatch, “hemos pensado en crear algún accesorio, como un pequeñlo brazalete conectado, pero tras realizar algunos estudios de mercado nos dimos cuenta de que por ahora no es algo que a nuestro consumidor le interese, el mercado aún no está lo suficientemente maduro”.