5 motivos que distinguen a los relojes Oris

No existe una única razón para poseer un reloj Oris, sino cinco que hacen que cada creación relojera de esta marca sea excepcional y singular para lucir en cada momento.

El alma mecánica de cada reloj se combina de manera perfecta con un diseño preciso y puntual que a su vez van a la perfección con el rotor rojo que es el icono indiscutible de la marca, además da como resultado una creación sin igual que al paso del tiempo es un digno elemento que perdura. Es por eso que son los favoritos de celebridades de la fórmula uno, el jazz, el mundo de la aviación y del buceo.

El origen de cada reloj que se crea en Oris nace de las mentes y talentos de sus maestros relojeros suizos, que son especialista en dar pie y fabricar de manera representativa relojes mecánicos, punto esencial para comprender las obras relojeras de Oris ya que esta es la razón por la cual sus relojes logran perdurar generación tras generación.

Oris tiene una larga historia dentro del mundo relojero pues tienen presencia desde 1904. Su legado perdura hoy en día y es el reflejo de cada pieza relojera que crean pues su origen se basa en brindar una vida entera de placer al medir el tiempo.

Una razón más que hace a los relojes Oris especiales es su distintivo Swiss Made (fabricado en Suiza), el cual se encuentra protegido por la ley y sin duda alguna es la característica que brinda garantía de calidad al adquirir alguno de sus relojes.

La innovación que compromete Oris en cada reloj que crea se percibe a través del rotor rojo que es un símbolo patentado que deja al descubierto la sofisticación de la mecánica con que se elabora cada reloj así como su funcionalidad y diseño.

Oris es una marca relojera que basa su filosofía en un espíritu de independencia lo que le permite crear relojes únicos y excepcionales adecuados perfectamente a lo que quieren y necesitan sus clientes brindándoles funciones y prestaciones esenciales en cada reloj.