Gucci abre su restaurante de alta cocina

Gucci se suma a la lista de firmas que han incluido en sus actividades la escena culinaria. La lujosa Gucci Osteria, ubicada en el nuevo Gucci Garden, cuenta con 50 asientos y se conforma por una combinación de manera experimental de tienda, restaurante y museo. El restaurante se encuentra en Florencia, Italia.

Massimo Bottura es el chef del restaurante y propietario de Osteria Francescana, un restaurante de tres estrellas Michelín de Módena, mismo que en 2016 fue nombrado el mejor restaurante del mundo. Los visitantes pueden degustar exquisitos platos de dorados tortellini enriquecidos con Parmigiano-Reggiano, un untuoso "cacio e pepe" y un cremoso risotto con champiñones.

Los platos principales tienen un precio de 20 a 30 euros (24-36 dólares) cada uno: después de todo, esto es Gucci. "La alta costura y la alta cocina son una receta hecha en el cielo", dijo Bottura a los periodistas. Por buenas razones, el máximo ejecutivo de Gucci, Marco Bizzarri, y Bottura son amigos de la infancia.

Gucci no es la primera marca de moda en incursionar en el mundo de la comida, a esta lista se suman otras como Prada (Marchesi de Milán), LYMH que pronto abrirá la segunda ubicación de La Grande Epicerie y Tiffany & Co. que este año inauguró su restaurante The Blue Box Café.

En este espacio, Gucci cuenta con un área de exposición, una boutique con artículos exclusivos, cine para 30 personas y el ya comentado restaurante.