Piaget busca innovar con su reloj más plano del mundo

Nacida en 1874 como manufactura de movimientos en el pueblo de La Côte-aux-Fées para convertirse en una firma reconocida internacionalmente, Piaget ha buscado continuamente soluciones innovadoras en el ámbito de lo ultraplano.

Este año en especial será fructífero para la Manufactura de Alta Relojería Piaget, haciendo gala de una energía inagotable en su búsqueda de la delgadez infinita.

Maison ya estableció dos récords mundiales que suponen el broche de oro a la celebración del 60 aniversario de su icónica colección Altiplano.

Sus relojes de cuerda automática son los más planos del mundo con tan solo 4.30 y 2 milímetros de grosor, sin duda un nuevo hito en la búsqueda de la máxima delgadez, derivada de la combinación de tradición y fuerza creativa.

Este proyecto reunió a un equipo de tres ingenieros para trabajar en estrecha cooperación con relojeros, diseñadores, constructores de cajas y movimientos en cada una de las etapas de su desarrollo.

Este desafío requirió la implementación de soluciones técnicas sin precedentes que han traspasado los límites de la micromecánica con la presentación de cinco patentes.

En esta búsqueda de la delgadez que se ha convertido en el sello de la Manufactura de Alta Relojería de Piaget, el gusto por los desafíos técnicos se tiñe con otra proeza más: la de alcanzar la verdadera elegancia y estilo.