Marek Reichman, maestro del diseño a la medida

Podría considerarse a Marek Reichman como un diseñador de sueños, ya que des- de 2005 es el jefe de diseño de la firma de autos deportivos de lujo, Aston Martin y ha sido el encargado del desarrollo de todos sus modelos de calle, especialmente del nuevo Aston Martin Rapide y el impresionante One 77, y también ha estado involucrado en la preparación de los modelos de competición incluidos los LMP1 de Le Mans y los modelos de especificaciones GT.

Para Reichman ser parte de la firma inglesa fundada en 1914 por el piloto Lionel Martin, vencedor de la famosa carrera de montaña Aston-Clinton, es toda una experiencia de lujo, ya que al igual que el diseño, el lujo debe ser funcional.

Reichman nació en Scheffield, Inglaterra en 1966 y se graduó de la Universidad de Teeside en Newcastle con honores de la carrera de diseño industrial y posteriormente estudió diseño de vehículos en el Royal College of Art de Londres.

Aunque Reichman en su juventud no tuvo un auto de lujo, en la actualidad está muy orgulloso de haber diseñado junto con el jefe de diseño exterior Miles Nurnberger, el CC100 Speedster, el cual forma parte de la celebración por el centenario de la firma inglesa.

En entrevista exclusiva para Hábitat, Marek Reichman habló sobre su labor en Aston Martin, que recién inauguró su primera agencia en México, así como de los modelos Vantage, Rapide y Vanquish, los cuales sobresalen por su diseño, pero también por su desempeño y que ya pueden comprarse en el país. Además del extraordinario diseño y el lujo que caracteriza a los autos de la marca inglesa, su innovador esquema “Works Tailored”, es decir servicio a la medida, es factor clave en el futuro de la empresa, ya que durante casi toda su historia Aston Martin ha fabricado automóviles de manera artesanal y en pequeñas series; entre 1957 y 2000 la producción total de la marca no llegó a 12 mil unidades. Sin embargo, estos volúmenes se han incrementado en anos recientes. Para Reichman, este enfoque de diseño es parte de un nuevo invento de la marca, que, bajo su mandato, ha pasado de ser una empresa de tres coches con una oferta de once modelos. “Es una evolución constante para Aston Martin “, dijo.

Si bien es cierto que los flamantes coches que Marek Reichman diseña pueden ser conducidos en cualquier parte del mundo, lo más importante que toma en cuenta es la aerodinámica para que sea más veloz. En la parte de la suspensión, están equipados con tres diferentes sistemas para que el auto lo identifique y sea más estable.

Los autos que diseño son universales y resaltan por sí mismos, ya que cada modelo tiene personalidad, por llamarlo de alguna manera, porque quiero transmitir elegancia, velocidad y lujo. Además el auto tiene proporción, elemento importante para mí en mi trabajo con estos autos.

Uno de los elementos imprescindible en los modelos para Marek Reichman, es el color, pues siempre se proponen los tonos de los vehículos para cada país en donde se venden. También depende de cada modelo de auto que se trate, los deportivos siempre tendrán tonos brillantes, rojos, amarillos o azules. En modelos de ciudad los colores siempre tienden a ser neutros, blancos, negros o grises.

Respecto a las tendencias en los diseños para los autos, en particular los Aston Martin, según Reichman, él sólo se nutre de todo lo que hay alrededor, en particular del arte en todas sus manifestaciones, cine, música, teatro, arquitectura. Cada coche es único y las modas no están reflejadas en ellos, pues eso es pasajero y sólo lo clásico, así como lo bello perdura.

Mi tarea como diseñador es interpretar en mi mente el arte, para plasmarlo en mis creaciones, me doy cuenta del éxito de mis diseños cuando los veo materializados y aceptados por los compradores y compruebo que el coche tiene personalidad, proporción y belleza que se traduce en confianza hacia él cuando lo adquieren.

Aston Martin ha tenido colaboraciones interesantes con algunos de los diseñadores ingleses más importantes como Norman Foster, Tom Dixon y Peter Saville, con un objetivo en mente: hacer coches realmente únicos.

GABRIELA ROMERO
Publicado en HÁBITAT, número 57, abril-mayo, 2014