5 tesoros en México que debes visitar

México es un país con una gran extensión territorial y diversidad de destinos que lo convierten en uno de los lugares favoritos para turistear, pues cuenta con algunos tesoros escondidos que asombran por su belleza y peculiaridad, entre otros rasgos.

ClickBus, plataforma online líder para la venta de boletos de autobús, desarrolló una lista de 5 lugares que seguramente te sorprenderán por sus características únicas y que merecen ser visitados.

1. Las Pozas, San Luis Potosí

En 1944, Edward James, un artista escoces, llegó a México y se instaló en Xilitla. Enamorado por el paisaje que presentaba el lugar, James decidió construir un jardín surrealista compuesto por esculturas de concreto que emulan un laberinto, donde convive la naturaleza y la creación del hombre.

2. Guachimontones, Jalisco

A unos minutos de Guadalajara se encuentra este centro que tiene estructuras cónicas escalonadas. La pirámide más grande cuenta con un diámetro de 125 metros y 12 plataformas, mientras que el altar central se acerca a los 50 metros de diámetro. El sitio no ha sido explorado por completo y cada día hay nuevos descubrimientos de lo que esconde.

3. Hierve el Agua, Oaxaca

El lugar es reconocido por tener dos enormes cascadas petrificadas que se formaron hace miles de años. Ahí puedes nadar en el balneario natural que siempre ofrece aguas templadas, con una temperatura que oscila entre los 22 y 25 grados. Puedes llegar al lugar en transporte público desde el centro la ciudad de Oaxaca.

4. Grutas del Palmito, Nuevo León

Muy cerca de las ciudades Bustamante y Monterrey se ubican estos tesoros descubiertos en 1906 y con una gran diversidad de estalactitas y estalagmitas. El sitio ofrece un recorrido dentro de la cueva, donde se podrá apreciar el trabajo que la naturaleza hizo en cientos de años.

5. Volcán el Cuexcomate, Puebla

En plena Ciudad de los Ángeles se encuentra el volcán más pequeño del mundo. Tiene 951 años de vida y una altura de 13 metros. Se ingresa en él a través de una escalera metálica, para después hacer un descenso hasta el fondo. Adentro la gente puede relajarse y disfrutar de vegetación, una cascada y venas de ríos que corren por debajo, adornados con peces.